Informaciones

A UN AÑO DE UN ACCIDENTE

ESTO LO HE COPIADO DEL MURO DE CAREL DILONÉ

Carel Diloné Guzmán

Considero que los procesos no son cumpleaños para celebrarlos pero resulta necesario no olvidarlos, pues son un recordatorio de la gracia y la misericordia de Dios sobre nuestras vidas. Como ya saben hace 1 año sufrí un accidente “aéreo” por así decirlo, pero para mí nunca ha sido importante comentarlo porque no tiene el protagonismo de mi historia.

Se que algún día daré testimonio de lo maravilloso que fue, es y seguirá siendo Dios conmigo, pero esta publicación está orientada bajo otro enfoque. Hace poco escribí que mi 2016 fue bueno y en verdad mentí, fue excelente! Quizás algunos se han preguntado “¿Cómo puede decir eso después de todo?” ¿Cómo es posible considerar el año excelente cuando pasas 2 meses en cama y los siguientes recuperándote hasta la fecha de hoy?”

Sencillo, porque mi proceso no es mi año y mucho menos mi mundo. Es aburrido y fácil ser feliz solo en los momentos felices! Y con esto no quiero decir que soy super fuerte y que no pasé por momentos de tristeza, pero prefiero poner en balanza todos los días felices que he pasado con mi familia, mi iglesia, mis amigos, mi escuela de música, mis compañeros de universidad, y la lista sigue.

¿Que quiero dejar dicho con todo esto? En este nuevo año tendrás momentos difíciles, pero te pido por favor que recuerdes que tu vida es más que un proceso, que una tormenta, un desamor o un desempleo. Sonríe, aprecia a los que te rodean, no pierdas la fe y elige ser feliz! A fin de cuentas “La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.” –Henry Van Dyke

One Reply to “A UN AÑO DE UN ACCIDENTE

  1. Que lindas palabras ,llenas de una gran verdad,eres única te rodea una gran virtud pero sobre todo tienes a Dios en tu bello corazón.

Deja un comentario