Informaciones Mundiales

Cinco consejos para decidir qué hacer con tu carrera (y con tu vida)

 
CreditRenaud Philippe para The New York Times

 

En esta ocasión he invitado a mi amiga y compañera de trabajo, Millie Tran, de nuestro equipo de Global, para compartir sus recomendaciones sobre cómo responder a esa pregunta que todos nos hacemos en algún momento: ¿Qué voy a hacer con mi vida?

Comienza por mirar hacia atrás

Tal vez te parezca imposible poder predecir exactamente qué harás en el futuro, pero lo que puedes hacer es conectar los puntos si miras hacia atrás. Encuentra el hilo conductor. ¿Qué hiciste? ¿Qué aprendiste? ¿Cuáles son los temas? Deja que eso sea la brújula para tomar decisiones en el futuro.

“Tu carrera se define por tus habilidades y cómo las has utilizado, no por ninguna medida externa de tu progreso”, escribió la vicepresidenta de Diseño de Producto en Facebook, Julie Zhuo, en Medium, dondesuele escribir sobre liderazgo y diseño.

Los puestos, los salarios y las afiliaciones son efímeros pero tus habilidades y experiencias se quedan contigo para siempre. Las carreras son largas, así que piensa a largo plazo. No se trata de qué trabajo quieres ahora, sino de cuál vida quieres tener. Responde las preguntas inmediatas sobre lo que planificas hacer después en el contexto de las metas de tu carrera —más larga y a mayor largo plazo— y de tu vida.

 

Define qué es lo significativo para ti

Un marco de referencia que me ha parecido útil es pensar sobre los temas en cuatro categorías: legado, maestría, libertad y dirección.

El legado y la maestría tienen que ver con el trabajo realizado y lo que quieres lograr, así como las habilidades que quieres cultivar y fortalecer. La libertad tiene que ver con las condiciones que necesitas para tener el estilo de vida que quieres, como un salario, prestaciones y flexibilidad. Por último, la dirección se refiere a la pertenencia, en términos de la cultura y los valores de cualquier organización en la que trabajes.

Haz estas tres cosas en este momento

1.-Forma una “consejo de administración personal” al elegir a cuatro o cinco personas en las que confíes para ayudarte a poner a prueba tus hipótesis y tomar decisiones. Puede hacerse de manera muy informal. Lo principal es no hacerlo en solitario.

2.-Comienza a construir un colchón financiero ahorrando cuando puedas y haz un presupuesto si no tienes uno. “Tener un amortiguador financiero hará más probable que encuentren algo significativo, con lo que puedan hacer algo” escribió Amy Gallo en la Harvard Business Review.

3.-Date tiempo para reflexionar. Programa ese tiempo en su calendario y date tiempo para pensar. Lograrás avanzar incluso si solo lo haces unas cuantas horas, una semana sí y otra no.

Encuentra una patrocinadora, no solo una mentora

Las mujeres con un alto potencial reciben demasiada mentoría y muy pocos patrocinios. El patrocinio tiene que ver con la función más específica de la mentoría y la conecta con el desarrollo y conseguir un ascenso. Una distinción importante y necesaria es que el patrocinador tiene que estar más arriba en la escala jerárquica, de tal modo que pueda ayudar a quien desea ascender.

Coleccionen experiencias y sean generosas

Espero que tu carrera y tu vida sean largas, pero no lineales. Puede que tengas una vocación, o muchas, y habrá muchos caminos. Explóralos todos o ninguno. Podría ser uno o la combinación de todos. Como una buena amiga y mentora me dijo: colecciona experiencias y sé generosa.

Deja un comentario