Informaciones

¿Cuánto cuesta un entierro? Para los haitianos es una deuda de por vida

Publicado el: 6 abril, 2017

Por: A P

 
En esta imagen, tomada el 1 de abril de 2017, un hombre se sienta junto al ataúd con los restos de su madre durante un funeral en la iglesia de Santa Ana, en Puerto Príncipe, Haití. Equipos de emprendedores, incluyendo camarógrafos y bandas de música que abren las comitivas funerarias, esperan para incrementar las facturas de los funerales de familias que a menudo no pueden pagar ninguno de esos servicios. (AP Foto/Dieu Nalio Chery)
En esta imagen, tomada el 1 de abril de 2017, un hombre se sienta junto al ataúd con los restos de su madre durante un funeral en la iglesia de Santa Ana, en Puerto Príncipe, Haití. Equipos de emprendedores, incluyendo camarógrafos y bandas de música que abren las comitivas funerarias, esperan para incrementar las facturas de los funerales de familias que a menudo no pueden pagar ninguno de esos servicios. (AP Foto/Dieu Nalio Chery)
 
Haití .— Aspasie Tanis vive bajo una constante amenaza de desahucio, sobreviviendo a base de espaguetis y galletas en su chabola de concreto en la capital de Haití. Ahora, la muerte de su padre por un derrame cerebral amenaza con dejarle una deuda de por vida.

Esta consternada madre soltera busca desesperadamente préstamos de amigos y pastores para pagar el funeral más barato en el mercado.

Funcionarios de la morgue del hospital dicen que el cuerpo de su padre será arrojado a una fosa para pobres a menos que su familia logre reunir una pequeña fortuna de poco más de 1.000 dólares.

“Nunca estaré en paz si su cuerpo no se entierra como es debido”, dijo Tanis, más tranquila tras trasladar el cadáver a una morgue privada barata.

Su ansiedad es compartida por muchos en Haití, donde dos de cada tres personas viven con menos de dos dólares al día y enterrar a los muertos es un negocio usurero.

Aunque los funerales son costosos en muchos países, los sepultureros haitianos cobran tasas que superan el salario anual de la mayoría de la población.

En la calle Rue de l’Enterrement de la capital, funerarias consolidadas y autónomos sin licencia se embarcan en una guerra diaria en busca de nuevos clientes, convenciendo a las desconsoladas familias de que cualquier cosa por debajo de los paquetes que ofrecen puede ser visto como una falta de respeto a los muertos.

Equipos de emprendedores, incluyendo camarógrafos y bandas de música que abren las comitivas funerarias, esperan para incrementar las facturas de los funerales de familias que a menudo no pueden pagar ninguno de esos servicios.

Se puede incluso contratar plañideras para aquellos que quieren el prestigio social de una gran despedida.

“Puedo ofrecerle gente que llora, que se tira por el piso, lo que quiera”, relató riendo entre dientes Joseph Jacques Simeon, director de la morgue del Hospital General, quien reconoció a un periodista de The Associated Press que recibe un porcentaje de los servicios que pagan las conmocionadas familias cuando llegan a su oficina.

En esta imagen, tomada el 29 de marzo de 2017, los restos de un cuerpo exhumado descansan junto a su tumba antes de ser trasladado a una fosa común en el cementerio nacional de Puerto Príncipe, en Haití. Muchos haitianos se sumen en deudas de por vida para despedir a sus seres queridos fallecidos. Un funeral en Haití cuesta de media 5.000 dolares, muy por encima del salario anual de muchos. (AP Foto/Dieu Nalio Chery).

En esta imagen, tomada el 29 de marzo de 2017, los restos de un cuerpo exhumado descansan junto a su tumba antes de ser trasladado a una fosa común en el cementerio nacional de Puerto Príncipe, en Haití. Muchos haitianos se sumen en deudas de por vida para despedir a sus seres queridos fallecidos. Un funeral en Haití cuesta de media 5.000 dolares, muy por encima del salario anual de muchos. (AP Foto/Dieu Nalio Chery).

Un reporte de 2012 del Instituto Igarape de Brasil indicó que, en promedio, un funeral en Haití cuesta 5.000 dólares por familia y prestamistas y funerarias aplican una tasa de interés de hasta el 150%.

“En algunos casos vemos a familias pobres pagando mucho más por servicios funerarios que familias de clase media porque están menos informados sobre las opciones y no creen que se puedan negociar los costos”, dijo la investigadora Athena Kolbe, coautora del informe.

La afligida Tanis, que empleó los pocos ahorros que tenía para intentar mantener a su padre con vida, parecía muy influenciable.

Cuando Simeon insistió en que el servicio más barato costaba alrededor de 1.000 dólares, Tanis y su hermano desempleado aceptaron sumisos servicios adicionales como un video del funeral y no compararon precios con otras funerarias mientras buscaban el dinero para poder pagar el sepelio.

Aunque muchos haitianos reciben ayudas de familiares que viven en el extranjero, no faltan apenadas familias que venden sus posesiones o toman préstamos con intereses elevados para pagar los entierros, en parte por la arraigada tradición de celebrar funerales de féretro abierto y por la presión social para enterrar a los muertos con pompa.

“Esto es particularmente cierto entre la gente más pobre y para aquellos de zonas rurales, donde la presión social es más fuerte”, señaló Carine Roenen, directora de Fonkoze Foundation, una ONG que trabaja con la mayor institución de microfinanzas de Haití.

Deja un comentario