Familia Bateyera

Del Muro de Cristina Estrella

ASÍ PIENSA CRISTINA ESTRELLA

De manera esporádica, tomaremos frases y escritos, del muro de los miembros de Familia Bateyera, para conocer la grandeza de sus pensamientos.

Iniciamos con la hermana Cristina.

 

Creo que la existencia es el regalo más bello y sorprendente, y que vale la pena vivir con intensidad y coraje, y sobre todo, siendo optimista. Amo cada día que DIOS me ha dado y estoy interesada en todo lo que me rodea.

Una frase que para mí tiene mucho significado “podemos vivir la vida como si todo fuera un Milagro”. El regalo que hoy me brinda papá Dios, gracias por hacer de mi vida un milagro.

Cierto es que la juventud no está en la piel, y aunque la mía haya sido agradecida, un día cederá (congracias espero), al indefectible paso del tiempo. Por eso doy gracias por haber comprendido temprano que esta radica en vivir con pasión y conservar siempre la mente abierta a los cambios. A las posibilidades de crecimiento personal y sobre todo. A estos tiempos nuevos y sus aires de esperanza, solidaridad y despertar de consciencia. (El mejor día hoy).

Ya bajada la marea de la fiesta y de trabajo de esta semana, hago un alto para dar gracias. Gracia por el lujo de ver tantas bellezas en salud y poder vivir la vida con altos y bajas sin perder la sonrisa y la ilusión.

Nuestros prejuicios son igualitos a nuestros relojes: nunca están de acuerdo, pero cada uno cree en el suyo. Aprendamos que nos ha tocado vivir en un mundo diverso, en el que cada quien tiene sus propios gustos y preferencias. El escritor español Francisco de Quevedo lo observo diciendo que ” el que quiere todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos en la vida.

Los valores con que me criaron mis abuelos y mis padres, están presente en mí y no son negociables con nada y con nadie, así que no se equivoque nadie, soy solidaria y abierta a ayudar, tengo el don de servir. Amo a mi prójimo, pero no permito que me quieran usar para otros fines.

La vida se hace de momentos, cantamos, lloramos, bailamos, pero nunca dejemos de vivirlos. Mi vida la vivo a color. 

Deja un comentario