Informaciones

El gas natural también produce contaminación

Publicado por Manuel Ramírez el .

gas El gas natural también produce contaminación

El gas natural está visto como un combustible mucho más limpio que el carbón y a veces se lo utiliza como su sustituto natural.

Pero esta reputación positiva no es tan cierta como parece según varios informes y reportes, en los que se explica como el gas natural produce una gran contaminación cuando se realiza el proceso de extraerlo. Es justamente cuando se quema en el proceso de la combustión cuando es más límpido debido a que sus emisiones de gases son más bajas en ese momento.

Hay que tener cuidado con cómo se valoran ciertos productos, ya que no solamente es el último tramo en el que no se evidencia esa contaminación producida, sino en todo el proceso. El fracking o fracturamiento hidráulico es justamente donde se encuentra su momento más contaminante.

El fracking consiste en crear fisuras en la roca para que parte del gas fluya al exterior y se pueda extraer de mejor forma luego desde un pozo. Además, el problema con el que cuenta este sistema es que se utilizan químicos en esta parte de la producción que luego son emitidos a la atmósfera.

Uno de los graves problemas es que contamina el agua potable subterránea y provoca grandes emisiones de CO2 y metano, lo que empeora el calentamiento global y el cambio climático. Debido a la contaminación del agua potable subterránea llega a pasar que la salud de la población cercana a los yacimientos empeora sustancialmente aparte de esos desechos que se van al aire.

Un combustible fósil

gas natural El gas natural también produce contaminación

El gas natural es un combustible fósil, aunque las emisiones globales desde su combustión no son la mayor partedel problema que si provoca el carbón o el petróleo.

El gas natural emite de un 50 a un 60 por ciento menos de CO2 cuando se combustiona en una nueva planta de energía de gas natural comparado a las emisiones típicas de una planta de carbón. También se reduce en un 15 a 20 por ciento los gases lanzados a la atmósfera comparados a los que provoca un motor de gasolina en un vehículo.

Donde sí que se encuentran sus emisiones son en la extracción y perforación del gas natural de los pozos y su transporte a través de las tuberías lo que resulta en el filtrado de metano, un gas más potente incluso que el CO2. Estudios preliminares enseñan que las emisiones por metano cuentan con el 1 al 9 por ciento de las emisiones totales.

Polución en el aire

Contaminación

El gas natural implica una combustión más limpia que otros combustibles fósiles, ya que produce unas nimias cantidades de azufre, mercurio y otras partículas. Al quemar gas natural se produce óxido de nitrógeno, aunque a unos niveles más bajos que la gasolina y el diésel usado en los motores de los vehículos.

10.000 viviendas americanas que funcionan con gas natural en vez del carbón evita unas emisiones anuales de 1.900 toneladas de óxido de nitrógeno, 3.900 toneladas de SO2 y 5.200 toneladas de partículas. Reducir esas emisiones se convierten en beneficios para la salud pública, ya que esos contaminantes se han relacionado con problemas como el asma, bronquitis, cáncer de pulmón y más.

Aunque se tengan esos beneficios, el desarrollo de gas no convencional sí que puede afectar la calidad del aire local y regional. En algunas áreas donde ocurren las perforaciones se han experimentado grandes concentraciones de contaminantes en el aire.

La exposición a niveles elevados de estos contaminantes puede propiciar problemas respiratorios, problemas cardiovasculares y cáncer.

El fracking

Diagrama fracking

La fracturación hidráulica es una técnica para aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. Desde 1947 se han producido unos 2,5 millones de fracturas en pozos de todo el mundo, de ellos, un millón en Estados Unidos.

La técnica consiste en generar uno o varios canales de elevada permeabilidad a través de la inyección de agua a alta presión, de modo que supere la resistencia de la roca y que abra una fractura controlada en el fondo del pozo, en la sección deseada de la formación contenedora del hidrocarburo.

El uso de esta técnica ha permitido que se aumentara en un 45 % la producción de petróleo desde 2010, lo que le convirtió a Estados Unidos en el segundo productor del mundo.

También se señala que el impacto medioambiental de esta técnica, lo que se incluye la contaminación de acuíferos, elevado consumo de agua, contaminación de la atmósfera, contaminación sonora, migración de los gases y productos químicos utilizados hacia la superficie, contaminación en la superficie debida a vertidos, y los posibles efectos en la salud derivados de ello.

Otro de los casos más graves del fracking es el incremento en la actividad sísmica, la mayoría asociados con la inyección profunda de fluidos.

La contaminación de los acuíferos

Acuífero

Con la fracturación hidráulica del pozo ha provocado la filtración de gases, materiales radiactivos y metano al suministro de agua potable.

Hay casos documentados de acuíferos cerca de pozos de gas que han sido contaminados con fluidos del fracking a la vez que con gases, en los que se incluye al metano y componentes orgánicos volátiles. Una de las mayores causas de la contaminación es una construcción mal realizada o pozos que se rompen lo que permite que el gas se filtre al acuífero.

Los fluidos que se utilizan en la fracturación hidráulica también han llegado a pozos abandonados, a la vez que algunas inapropiadamente sellados, lo que consigue que finalmente esos acuíferos sean contaminados.

Terremotos

Grietas en carretera por terremoto

El fracking ha sido relacionado con actividad sísmica de baja magnitud, pero tales eventos son usualmente indetectables en la superficie.

Aunque la utilización de agua residual al inyectarla a alta presión en pozos de inyección clase II, ha sido enlazado a terremotos de mayor magnitud en Estados Unidos. Al menos la mitad de los terremotos de magnitud 4.5 o de mayor intensidad han golpeado el interior de Estados Unidos en la pasada década han ocurrido en regiones donde se produce fracking.

Un nuevo estudio publicado en 2016 y realizado por un equipo de geólogos y sismólogos de la Universidad Metodista del Sur de Texas y del Servicio Geológico de los Estados Unidos, demostró que la inyección de grandes volúmenes de aguas residuales combinada con la extracción de salmuera del subsuelo en los pozos de gas agotados era la causa más probable de los 27 terremotos que entre diciembre de 2013 y la primavera de 2014 sintió la población de Azle, en Texas, donde nunca habían tenido relación alguna con los temblores de tierra.

Sus posibles efectos

Aparte de lo que es el incremento de seísmos, los compuestos químicos utilizados en esta técnica podríancontaminar tanto el terreno como los acuíferos subterráneos, según afirma la Royal Society británica en 2012.

También se pueden encontrar tres trabajos científicos publicados en 2013 que coinciden en indicar que la contaminación de aguas subterráneas derivada del fracking no es físicamente posible. Lo que sí queda claro que para que no se produzca siempre han de ocurrir las mejores prácticas operacionales. Pasa que esto no es así siempre, por lo que se tiene la gran problemática de contaminar los acuíferos subterráneos.

Documentales

Documental Gasland

Hay varios documentales donde se puede encontrar una oposición clara al fracking como es Gasland de Josh Fox. En este se exponía los problemas de la contaminación de acuíferos cercanos a los pozos de extracción en lugares como Pennsylvania, Wyoming y Colorado.

Lo curioso que fue un lobby de la industria del gas y el petróleo el que puso en entredicho los recogidos en el filme de Fox para que desde la web de Gasland se refutara las afirmaciones hechas por el grupo lobbysta.

Otro film interesante es Promised Land (Tierra prometida), presentado por Matt Damon donde se trata el tema de la fracturación hidráulica. También en 2013 se presentó Gasland 2, la segunda parte del documental en el que se afirma sobre su retrato de la industria del gas natural, en el que presentarla como una alternativa limpia y segura al petróleo, realmente es un mito. Fugas a largo plazo y contaminación del agua y el aire perjudica finalmente a las comunidades locales y pone en riesgo el clima debido a las emisiones de metano, potente gas de efecto invernadero.

Buscando un sustituto

Paneles solares

Con todo esto dicho, el gas natural no es aquel limpio como se ha intentado hacer ver, sino que en su proceso suelta contaminantes a la atmósfera tal como sucede cuando se utiliza la técnica del fracking.

Por eso es conveniente que se siga pujando muy fuerte por otras fuentes de energía que son completamente limpias y sostenibles en el tiempo como son la eólica o la solar, que es donde debemos dirigirnos para poder mantener este planeta sano y a salvo.

Todos esos combustibles basados en los fósiles nos llevan irremediablemente ante esa Cumbre del Clima de Paris en la que decenas de países tuvieron que recurrir a ciertas decisiones para colocar al próximo año en uno en el que las energías renovables deben de ser el mayor objetivo.

Deja un comentario