Mundiales

HISTÓRICO VIAJE DE UN PRESIDENTE DE EE.UU. A CUBA

Raúl Castro pide el fin del bloqueo para normalizar las relaciones con EE.UU.

Barack Obama asegura que ambos países «mantienen grandes diferencias, sobre todo en cuanto a democracia y derechos humanos». «Ningún país los respeta todos», contesta el líder cubano

ABC.ESLa Habana – 

Histórica rueda de prensa del presidente de Cuba, Raúl Castro y su homólogo estadounidense, Barack Obama. «Se podría hacer mucho más si se levantara el bloqueo a Cuba», ha asegurado Castro pasadas las siete de la tarde para iniciar su comparecencia. «Las últimas medidas del Gobierno de Barack Obama son positivas, pero no suficientes», ha dicho Castro al tiempo que reconocía la labor del presidente de EE.UU. a la hora de mejorar las relaciones con su país. El bloqueo, según Castro, «tiene efectos intimidatorios de carácter extraterritorial. Su eliminación será esencial para normalizar las relaciones bilaterales así como para la emigración cubana, que desea lo mejor para sus familias y su país».

Castro ha reclamado del mismo modo la devolución de la base de Guantánamo como condición para una mejora de las relaciones internacionales con EE.UU. «Debemos poner en práctica el arte de la convivencia civilizada que implica aceptar las diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestra relación». «Nos queda por delante un largo y complejo camino por recorrer, pero lo importante es que hemos comenzado a dar los primeros pasos», ha dicho Castro.

El líder Cubano ha recibido a Barack Obama en el Palacio de la Revolución de La Habana,, escenario del tercer encuentro entre los dos presidentes desde el anuncio del restablecimiento de relaciones, aunque el primero que se produce en el territorio de la Cuba revolucionaria.

Obama: «Cuba no es una amenaza para EE.UU.»

Barack Obama, quien ha iniciado su comparecencia lamentando el fallecimiento de un soldado estadounidense en Irak en plena lucha contra Daesh, ha asegurado sentirse emocionado «por el cálido recibimiento en La Habana». «La relación entre ambos países no cambiará de la noche a la mañana, seguimos teniendo grandes diferencias en cuanto a democracia y derechos humanos».

«EE.UU. y Cuba cada vez tienen más en común», ha explicado Barack Obama durante su comparecencia. «El camino no va a ser fácil, pero confío en que conseguiremos objetivos importantes para nuestros pueblos. Tenemos dos sistemas de gobierno diferentes, dos economías distintas y décadas de diferencias, pero le he dicho al presidente Castro queavanzaremos sin centrarnos en el pasado. Cuba no es una amenaza para los EE.UU.».

A preguntas de los periodistas, Barack Obama ha asegurado que entre los obstáculos que separan a EE.UU. de Cuba se encuentran temas como lademocracia y los derechos humanos, aunque ha precisado que «esto no será un obstáculo para avanzar en las relaciones». «Es por eso que vamos a dar inicio aquí, en La Habana, este mismo año a un diálogo sobre Derechos Humanos que va a contar con la asistencia de Naciones Unidas», ha anunciado el inquilino de la Casa Blanca. «Seguiremos avanzando en muchos frentes», ha sostenido, señalando el acceso a Internet, el medio ambiente, los intercambios culturales y educativos, el restablecimiento de los ferry y los cruceros, la sanidad y la ciencia, entre otros ámbitos.

«He venido a transmitir la amistad del pueblo estadounidense», ha dicho. «Durante más de medio siglo la visita de un presidente estadounidense a La Habana habría sido inimaginable, pero esto es una nueva era», ha proclamado.

«Muéstreme la lista de presos políticos»

Raúl Castro se ha mostrado visiblemente molesto tras ser interpelado sobre la existencia de presos políticos en Cuba. «Muéstreme la lista de esos presos políticos. Si existe, esta noche serán libres», ha dicho Castro, quien ha asegurado además que «ningún país del mundo respeta todos los derechos humanos».

El presidente de Cuba ha afirmado en otro momento de la comparecencia que«no es correcto» preguntar por los «presos políticos» y ha defendido también el respeto de libertades y derechos en la isla. «¿Cuántos países cumplen los 61 derechos humanos y civiles?», ha planteado, para acto seguido contestar que «ninguno».

Cuba, ha explicado, «cumple 47». «Habrá otros que cumplan más y muchos que cumplan menos», ha añadido, en un alegato en el que ha llamado a «no politizar el tema de los Derechos Humanos». En este sentido, ha expuesto el acceso a la sanidad o a la educación y la igualdad salarial entre hombres y mujeres como ejemplo del progreso cubano

 

Deja un comentario