Historia

Ingenio Barahona y Don Luis E. del Monte, favorecidos de la misma forma

Ingenio Barahona y Don Luis E. del Monte, ambos ejercían influencias en las autoridades de turno

Dante DilonéPor: Ing. Carlos Manuel Diloné

Algunos “investigadores” e “historiadores”,  cuando se refieren a los ejecutivos de las grandes corporaciones, en nuestro caso a los Directivos The Barahona Company, Inc., llegan al exceso de tipificarlos como ladrones vulgares. Sin embargo, sin el aporte de estos Empresarios, nuestros pueblos no se hubiesen desarrollado de la manera en que lo han hecho. Y es que el desarrollo se basa en la aplicación de la tecnología al modo de producción, por lo tanto, el grado de avance de los pueblos se mide por el desarrollo de su tecnología.

Por lo general, la parte negativa o las sombras del Ingenio Barahona, las asocian básicamente a dos situaciones: 1.- La tenencia de las tierras y 2.- El derecho sobre el uso de las aguas.  Por ello, simplemente mostraremos los permisos otorgados a dos latifundistas radicados en la provincia, y veremos que ha ambos le otorgaron los mismos privilegios, con lo que se demuestra que los dos tenían grandes influencias sobre las autoridades de turno.

Del análisis de la documentación histórica, que descansa en las Gacetas Oficiales, nos damos cuenta de que a Don Luis E. Del Monte, le otorgaron los mismos privilegios en cuanto a los permisos de Agua, que los otorgados al Ingenio Barahona, y se le aumentaron en cuanto a la importación de braceros extranjeros, ya que mientras a Don Luis le autorizaban importar el 95% de braceros extranjeros del personal utilizado en sus cosechas, al Ingenio le autorizaban importar el 70% de braceros extranjeros utilizados en las labores de la zafra.

 

Razón Social

 

Autorización a Tomar Agua del Río Yaque del Sur

Permiso para Utilizar Braceros extranjeros
Ingenio Barahona

 

A razón de no menos de un litro por segundo para cada hectárea.

70% del Personal Utilizado

Luis E. del Monte A razón de no menos de un litro por segundo para cada hectárea.

95% del  Personal Utilizado

 

Como podemos ver la única diferencia fue la escala en que obraron, mientras Don Luis E. del Monte, tenía una finca de 125 hectáreas (unas 1,988 tareas) en Habanero, el Ingenio Barahona poseía una propiedad de 20,041 hectáreas (unas 318,715 tareas).Luis E. del Monte

La realidad de los hechos, es que el Ingenio Barahona posee muchísimas tareas de tierra en el valle de Neyba, en ese valle se encuentra el Lago Enriquillo, cuyas aguas poseen una salinidad que triplica el nivel de salinidad que existe en el mar, debido al constante fenómeno de evaporación y a la gran cantidad de sal que existe en la zona. Pues bien, resulta que  en esa zona “existe lo que se ha definido como tierras salobres, que se deben lavar, y que son de una extensión de unas 350 mil tareas. Para esa labor no sólo se precisa de un inmenso caudal de agua limpia, sino también una amplia gama de drenajes que hagan  efectivo el esfuerzo de recuperación“. Ver “El Valle de Neiba: Tierra de promisión”. Publicado por Silvio Herasme Peña.

Por ello, mediante el Decreto No. 82, publicado en la G.O. No. 3458 de fecha 7 de Agosto del año 1923, el Central Azucarero obtiene el permiso para construir un Sistema de Drenaje que Descargue en los Desagües Naturales que conducen al Lago Enriquillo. Del mismo modo, mediante el decreto No. 31, publicado en la G.O. No.3407, de fecha 20 de Febrero del año 1923, obtuvo permiso para construir un canal de emergencia  de 490 metros de longitud, aproximadamente, en terrenos de su propiedad, desde el canal de Jobillo al Río Yaque del Sur, mediante el cual las aguas puedan ser desviadas del sistema de riego en casos de importantes roturas en los canales, así como permitir el desagüe en casos de inundación. Mediante estos mecanismos las autoridades del Ingenio, se dedicaron a lavar las tierras, para adecuarla, recuperarla y ponerla en condiciones de poder producir.

Para el año de 1919, existía la Ley Sobre Conservación y Distribución de Aguas en Regiones Áridas, que era la que se aplicaba al momento de otorgar un titulo o derecho de agua, a cualquier solicitante que cumpliera con los requisitos estipulados en esta Ley. Ver Orden Ejecutiva No.318 publicada en la G.O. No. 3031, de fecha  19 de Julio de 1919.

En modo alguno pretendemos ser defensores del Ingenio Barahona, solamente narrar y mostrar los hechos como han acontecido a lo largo de la historia, siempre debemos estar en condiciones de cuestionar, de analizar, de indagar, de cotejar los hechos, como forma de buscar la verdad.

Como soporte estamos anexando, parte de la documentación que sirve de base para este análisis.

LuisIngluis aguaLuis agua2Inge

 

Deja un comentario