Mundiales

La CIA guarda fotografías “espantosas” de prisioneros desnudos desde el 11-S

eL mUNDOESTADOS UNIDOS Nuevas revelaciones sobre torturas

Imagen del vestíbulo de la sede de la CIA en McLean, Virginia. LARRY DOWNINGREUTERS

 

En las imágenes, clasificadas, “los prisioneros de la CIA llevan los ojos vendados, están atados y muestran moratones”, según ‘The Guardian’ El Senado de EEUU acusa a la CIA de torturas ‘brutales’ e inefectivas.

CAROLINA MARTÍN Nueva York

29/03/2016

Hace más de un año salió a la luz el informe del Senado de Estados Unidos que confirmaba las prácticas de “interrogatorio reforzadas” o tortura de la CIA tras los atentados del 11-S. Después de cinco años de investigación y en más de 500 páginas, el documento detallaba los procedimientos empleados por la inteligencia estadounidense contra los supuestos terroristas en los ‘centros de detención’ secretos repartidos por el mundo que escapaban de los controles tradicionales.

Según ha publicado el diario británico ‘The Guardian’, la agencia de inteligencia estadounidense también fotografió a los prisioneros desnudos y guardó estos documentos gráficos, que han sido calificados por un ex oficial de “espantosos”.

A diferencia de los vídeos que mostraban las torturas de la CIA en los ‘agujeros negros’ y que fueron destruidos en 2005, algunas fotografías parecen seguir existiendo y permanecen como clasificadas. En ellas, “los prisioneros de la CIA llevan los ojos vendados, están atados y muestran moratones” recoge la información dada a conocer por el periódico. Otras fotos muestran a miembros de la agencia o contratistas junto a los detenidos.

La práctica de desnudar a los presuntos terroristas y fotografiarlos es considerada por los expertos en derechos humanos como una “humillación sexual” que podría considerarse como un posible crimen de guerra. De acuerdo con el informe del Comité de Inteligencia sobre cómo actuó la CIA en los centros de detención, era un ejercicio “rutinario” quitar la ropa a los detenidos dado que se consideraba “necesario documentar su condición física mientras estaban bajo custodia de la CIA”. Esta práctica no fue aprobada formalmente hasta 2005.

La desnudez de los detenidos, además, solía ir acompañada de otras técnicas de tortura. En 2005, un oficial del Departamento de Justicia explicó que despojarles de sus ropas provocaba “malestar psicológico” en los detenidos.

El año pasado, los abogados de varios de los prisioneros confinados en estos ‘agujeros negros’ y que fueron trasladados a la prisión de Guantánamo supieron “de la existencia de hasta 14.000 fotografías que la CIA tomó y mantiene de antiguos prisioneros”, relata el diario, que asegura que conoce la identidad de algunas de las personas fotografiadas desnudas. La publicación, subraya, “no las da a conocer por cuestiones de seguridad y dignidad”.

La legislación internacional de los Derechos Humanos -que incluye la Convención de Ginebra- prohíbe hacer fotos a los prisioneros excepto en determinadas circunstancias relacionadas con su detención. Los expertos consultados por ‘The Guardian’ aseguran que cualquier prueba de que la CIA, o alguna otra agencia gubernamental, fotografió detenidos desnudos de manera intencionada debería ser investigada por las fuerzas del orden como posible violación del derecho nacional e internacional.

En el informe del Senado sobre las torturas de la CIA dado a conocer en diciembre de 2014 -a partir de 6.000 folios revisados por el Comité de Inteligencia-, se pone de relieve la práctica de tomar fotografías en uno de los pies de nota. El documento explica que hay poco registros de la agencia que detallen el traslado de los presos. Sin embargo, éstos sí recogen “comentarios de los detenidos sobre su rendición y fotografías en el proceso de ser trasladados”. En esta nota del Comité, no hay referencia alguna a si estaban desnudos cuando fueron fotografiados.

Deja un comentario