LA FUNDACION DEL BATEY CENTRAL, EN LA PROVINCIA DE BARAHONA

Por: Ing. Carlos Manuel Diloné Matos

Ing. Carlos Manuel DilonéLa fundación del Batey Central ocurre en el año 1917, fue una iniciativa de los hermanos Hatton,quienes habían heredado el ingenio San Isidro y, además, construyeron The Barahona Company, Inc.

Joseph Eleuterio Hatton, nació el 20 de febrero de 1854, hijo del Ing. Richard Hatton, era cubano de origen inglés, era además delegado en el país del Partido Revolucionario Cubano, fundado por José Martí, fue dueño y administrador del ingenio “La Fe”, en San Carlos, que trabajaba con 2,750 tareas y 7 colonos, durante el año 1881 Hatton y el hacendado cubano Mariano Hernández fundan el Ingenio San Isidro, en Pajarito (Villa Duarte), con 4290 tareas cultivadas y con 12 colonos. Don Eleuterio, además de su factoría azucarera, dirige la explotación industrial de las esplendidas riquezas pesqueras y fruteras de Sabana de la Mar, en la costa nordeste.

En 1882 el empresario Joseph Eleuterio Hatton instaló una línea telefónica entre su ingenio La Fe, situado en el sector que hoy lleva ese nombre, y sus oficinas en la calle El Platero de la ciudad colonial. Siendo esta la primera línea telefónica del país.

Para junio de 1899, Joseph Eleuterio Hatton había realizado varios inventos  por ello obtiene patente de invención por veinticinco años, para los aparatos que ha inventado, consistentes: 1, en un aparato automático continuo para la defecación y clarificación de líquidos; 2, en un regulador de temperatura, y 3, en un regulador para la alcalización y registro del volumen del líquido que se trabaja.

La presencia Norteamericana en la republica dominicana era notable antes de la invasión del 1916, ya que bajo El Gobierno de Ramón Cáceres se firmaron las Convenciones de 1905 y de 1907 que permitieron el control norteamericano de las aduanas nacionales, constituyendo este paso el punto de arranque del proceso de dominación neocolonial cuyo resultado histórico inmediato fue la Ocupación Militar.

La industria dominicana del azúcar del siglo XIX y hasta 1916, estaba concentrada en pequeños grupos o familias. El financiamiento del sector bancario era poco importante hasta ese momento. Con la actualización tecnológica, que ocurre en la década de 1910 y principios de 1920, aumentan los préstamos bancarios, coincidiendo con la etapa de buenos precios para el crudo, pero cuando llega la deflación y los deudores no pueden devolver el capital y los intereses, las entidades bancarias ejecutan las garantías: «muchas personas… se daban cuenta de que el dinero americano les había sido ofrecido insistentemente cuando los precios estaban por las nubes».

Un ejemplo de ingenio ejecutado por la banca fue el San Isidro, heredado por los hermanos Hatton que con financiamiento de suplidores, trataron de modernizarlo, adquiriendo maquinarias que luego sub-utilizaron. Por falta de pago fue ejecutado por la firma Bartram Brothers. Lo mismo sucedió con el ingenio Consuelo, de la familia Bass, que intentó superar un fuerte retraso tecnológico. Con ese propósito se sobre-endeudó y el resultado fue un cambio de propiedad. A menudo tanto Hatton como Bass protestaban, alegando que Bartram Brothers  les engañaban.

La coyuntura favorable de precio de 1920 no fue interpretada correctamente por algunos productores. Un ejemplo lo constituye la iniciativa de los hermanos Hatton. Quienes construyen el central Barahona en 1921, con una capacidad potencial que por su amplitud requirió de la asistencia bancaria, además de los aportes que hicieron sus propietarios, recursos que provenían de la venta del ingenio San Isidro.

Barahona Company se organiza bajo las leyes de Nueva York en 1916, obteniendo el 18 de octubre de 1916 mediante Resolución del Poder Ejecutivo, la autorización para establecer su domicilio en la República Dominicana. Antes de que el Barahona Company iniciara sus operaciones, y durante varios años, los Hatton hicieron importantes inversiones en la Provincia de Barahona, como ejemplo podemos señalar lo siguiente:

1.- La Resolución Núm. 5251, del mes de Julio del año 1913, que autoriza a José Eleuterio Hatton a gozar de las franquicias acordadas por la ley del 26 de Junio de 1911. Ya para esa fecha los Hatton eran propietarios de más de 100 Hectáreas de terrenos en los lugares denominados “Alpargatar”, “Hato Viejo”, “Ojeda”, “Hatico”, “Barbacoa” y “Mena”, común de Barahona. Provincia del mismo nombre: que tiene invertido un capital de veinte mil pesos oro americano

2.-La Concesión otorgada a J. E. Hatton para construir un ferrocarril en Barahona. Publicada en la Gaceta Oficial Núm. 2421 del 30 de Julio del 1913.

Los activos de los hermanos Hatton, finalmente fueron ejecutados por Banking Corporation, subsidiaria de National City Bank, con una inversión de 13 millones de dólares en  el año 1921. En cuanto al Barahona Company, fue transferido a la subsidiaria mencionada por haber soportado la hipoteca por un monto mucho menor.  National City Bank apoya a la West India Sugar Finance Corporation, que previamente había tomado el control del consejo de directores.

La West India Sugar Finance Corporación, había sido incorporada en Connecticut antes de 1914. Su propósito era financiar las cosechas de caña, hacer hipotecas y para proteger sus inversiones, a veces se hacía cargo de la administración de los negocios. Cuando se establece en República Dominicana, fue con el propósito de adquirir los ingenios San Isidro y Consuelo, propiedad de los hermanos Bartram, a través de la Cuban Dominican Sugar Development Syndicate.

En el año 1917 comenzó a instalarse, en el Batey Central, el Central azucarero The Barahona Company, Inc., obteniendo su primera molienda en el año 1922, con una pequeña producción de 16,165 toneladas, para la época en la República Dominicana se había producido la primera ocupación estadounidense que duró desde 1916 hasta 1924.

El régimen de ocupación militar de Estados Unidos, cuyo Gobierno había declarado ocupado el país el 29 de noviembre de 1916, anunció que a partir de ese momento República Dominicana quedaba “en un estado de ocupación militar por las fuerzas bajo el mando americano, y queda sometida al Gobierno Militar y al ejercicio de la ley Militar, aplicable a tal ocupación”.

Como podemos ver, antes de la proclama oficial de ocupación, ya se había autorizado al Barahona Company a establecer su domicilio en el país.

El gobierno militar norteamericano en la República Dominicana, implementó una serie de medidas, entre ellas: 1.- Control militar y policial a fin de sustituir las antiguas fuerzas armadas del periodo de Ramón Cáceres, los interventores instauraron en 1917 la Guardia Nacional, organismo de represión cuya finalidad era combatir de manera eficiente cualquier intento de sedición. 2.- Rentas Internas, contabilidad y registro de tierras. En 1918 fue creada la Dirección General de Rentas Internas, con el propósito de regular la aplicación y el cobro de los impuestos a la producción manufacturera nacional. También se incorporó un moderno sistema de contabilidad pública, y otro para el registro de tierras.

3.- Obras públicas. La necesidad de tener un mayor control militar sobre el país hizo que las autoridades interventoras desarrollaran un plan de construcción de carreteras que comunicara las distintas regiones y que facilitara una real unificación política del país.

4.- Educación. Se estima que para 1916 más del 90% de la población dominicana era analfabeta. Una de las primeras disposiciones del gobierno de ocupación fue la promulgación de una ley que establecía la obligatoriedad y gratuidad de la educación primaria para los niños de 7 a 14 años. Se instalaron numerosos planteles escolares primarios en las zonas rurales.

En contrapartida, se le prestó escasa atención a la educación secundaria, se cerró la Universidad de Santiago y se dio categoría de instituto a la Universidad de Santo Domingo.

5.- Salud pública y sanidad

  • Limpieza de las ciudades y pueblos, de mercados y mataderos, instalación de letrinas.
  • Llegada de profesionales de la salud de Estados Unidos y Puerto Rico. De acuerdo a las autoridades de ocupación, en 1917 apenas ejercían en República Dominicana 95 doctores y licenciados, muchos de los cuales presentaban muy mala preparación.

Dadas estas condiciones es cuando se inicia la construcción del gigante azucarero Central Barahona,las instalaciones de la Barahona Company constituían una de las más pretensiosas del área del Caribe. Fue en Barahona, donde por vez primera se utilizaron los canales de riego para el cultivo de la caña que en Cuba hasta esa fecha no existían. En números redondos las inversiones totales de la compañía se calculaban en 13 millones de dólares con un estimado de producción de 200,000 sacos de azúcar crudo.

Para ello, fue necesario realizar importantes movimientos de inversión de capitales, “este proceso se llevó a cabo captando grandes cantidades de tierra mediante los más variados expedientes, figurando entre ellos tanto la compra de derechos como denuncias de despojo a pequeños agricultores”. Esta situación fue motivo de conflictos judiciales y de campañas de denuncias realizadas por la prensa, en las cuales se imputaba a algunas empresas azucareras el empleo del soborno, la coacción y el fraude, para lograr sus objetivos. Los blancos más frecuentes de estas acusaciones fueron el Central Romana, el ingenio Consuelo y el Barahona, envolviendo a agrimensores, notarios y funcionarios judiciales, a los cuales se les reputaba complicidad en el asunto.

El entusiasmo del desarrollo de la construcción del Central Barahona, dinamizó las actividades comerciales y económicas de la provincia con un vigor nunca antes experimentado, estimulando una mayor concentración urbana.  En 1919 se asignan 4,000 dólares para la terminación del camino o carretera Azua- Barahona, en el 1920 Se destina de los fondos no comprometidos de, otro modo; la suma de MIL DOLARES para ser invertidos en las mejoras del camino Barahona-Cabral. En Julio del 1920 se asignan 6 mil dólares para la construcción de cuarteles de la Guardia Nacional Dominicana en Barahona.  En febrero del año 1921 se destinaron 13 mil dólares para construir una extensión en el muelle del puerto de Barahona.

El Batey Central (zona ocupada por las viviendas y otras edificaciones del ingenio), fue diseñado de modo que permitiera a los ejecutivos y trabajadores del ingenio, vivir en un espacio dotado de todos los servicios básicos, que para esa época demandaba la sociedad norteamericana.

El Batey Central fue dotado de una central eléctrica, de un acueducto, de un hospital, de una central telefónica, telégrafo, pista aérea, de un muelle, de un sistema cloacal, área de recreación, escuela, panadería, campo de golf, en fin de todos los servicios, que para la época eran un lujo, muchos profesionales y personal técnico de varios países llegaron a vivir al Batey Central.

Todo este ámbito de modernidad y desarrollo urbanístico del Batey Central, presiona a que el Honorable Ayuntamiento de la común de Barahona, prohibiera cobijar con palmas en el centro de la ciudad.

Por ello, el Gobierno Militar de Santo Domingo, mediante la Orden Ejecutiva Núm. 269, publicada en la Gaceta Oficial Núm. 2995, de fecha 19 de febrero de 1919,  apoya y promulga la resolución del Honorable Ayuntamiento, disponiendo lo siguiente:

 “1. Queda terminantemente prohibido cobijar, reparar o intentar cobijar con palmas en el radio de la población comprendido al norte de la calle “Sánchez” inclusive y a1 norte de la calle “Marina” inclusive.

  1. Todo infractor a la presente resolución será perseguido por ante la Justicia para ser condenado a una multa de $100 oro, por cada infracción cometida”.

A través del Batey Central, llegan por primera vez a la ciudad de Barahona, entre muchos otros, los siguientes servicios:

1.-  PRIMER SISTEMA DE ACUEDUCTO EN BARAHONA

Mediante la Orden Ejecutiva Núm.763, del 21 de junio del 1922, publicada en la Gaceta Oficial Núm. 3336, que establece en su artículo 1 lo siguiente:

“ARTICULO 1.The Barahona Company, Inc., queda autorizada a vender al Ayuntamiento de la Común de Barahona, y el Ayuntamiento de la Común de Barahona queda autorizado a comprar, agua proveniente del arroyo “Palomino”, con destino a uso domésticos e industriales, bajo los precios, términos y otras condiciones que sean establecidos en Contrato de compra-venta, celebrado entre dicho Ayuntamiento y la referida Compañía ; disponiéndose que el término de tal Convenio no podrá exceder de treinta (30) años, y no tendrá fuerza ni efecto sino a partir de la fecha de su aprobación por el Oficial Encargado de la Secretaria de Estado de lo Interior y Policía”.

De igual modo, esta orden le autorizaba al Barahona Company, Inc., a vender en el puerto de Barahona el agua a los Buques o Vapores que entren en dicho puerto, autorizando además a Instalar, Construir y mantener en las zonas marítimas y de mareas, en el muelle público y también sobre cualquier otra propiedad que posea el gobierno, las tuberías y accesorios convenientes para el suministro de agua.

2.- PRIMER SISTEMA DE ALUMBRADO ELÉCTRICO EN BARAHONA

En abril de 1929, por convenio entre el ingenio Barahona Co y el Honorable Ayuntamiento, se instaló en Barahona el primer sistema de alumbrado eléctrico, el cual al principio se extendía solamente a algunas calles céntricas. Dicho servicio duraba desde las seis de la tarde hasta la media noche.

 

Para la “Familia Bateyera”, es un orgullo pertenecer a esta noble comunidad trabajadora, ya que sin el aporte histórico del Batey Central otro hubiese sido el desarrollo de la provincia de Barahona.

 

Deja un comentario

Translate »