Familia Bateyera

LA SOLIDARIDAD BASE FUNDAMENTAL DE FAMILIA BATEYERA

Por: Ing. Carlos Manuel Diloné

Unidos por una Misma Causa, ese es el lema que en Familia Bateyera nos mantiene compactado de forma monolítica, en una institución que toca los cimientos de la existencia humana de cada uno de sus miembros.

Hoy, al recordar en el Batey Central, la partida terrenal de Doña Patria María Figuereo Vda. Pérez, se puso de manifiesto el mismo, es que sacamos tiempo para estar ahí 11 miembros de la Directiva de Familia Bateyera, que quisimos en nombre de toda la Directiva, decirle a nuestra hermana, amiga y compañera Mildred Pérez, estamos contigo, ahora y siempre.

Llegamos directamente al acto, y salimos al terminar el mismo, con rumbo a la Capital de la República Dominicana, sin paradas ni contratiempos, en un viaje de apoyo a una familia, que es nuestra; en otras palabras, cumpliendo con los mandatos del deber, pues nuestra hermana, ahora más que nunca, nos necesita.

Qué bueno y agradable es compartir con nuestros allegados en las buenas y en las malas, en los momentos de alegrías y en los períodos de tristezas, hoy por ti mañana por mí como reza el dicho popular. La solidaridad es el actuar movido por la convicción de ayudar en forma continua en el tiempo a nuestro próximo, sin ningún interés mayor que querer cultivar el amor, la equidad y el compromiso que se tiene entre los hombres y la sociedad. Ser solidario no significa entregar limosnas ni ayudar a alguien o a una comunidad sólo en algunas situaciones particulares, significa estar en la constante búsqueda del bien para la sociedad.  

Gracias, muchas gracias a Darío Castro, María Teresa, Eduardo Tonos, Cristina Estrella, Sheyda de la Paz, Bernardina Terrero, Patricia Terrero, Juan Luis Noboa, Tikin Barón, Wilfredo Vélez y Carlos Diloné, quienes actuaron en nombre y representación de Familia Bateyera.

Mildred, desde el caribe, en la misma rivera del sol, donde nuestras raíces aún nos nutren de esa savia que alimenta nuestras vidas, te decimos ten conformidad, las decisiones de Dios no se cuestionan, sólo él sabe porque quiso que tu adorada Madre partiera al encuentro con su creador.

Deja un comentario