Mundiales

“Lograremos una Cuba libre”: el presidente Donald Trump anuncia el endurecimiento de la política de Estados Unidos hacia Cuba

 

Donald Trump
El presidente presentó su nueva política con Cuba desde Miami.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes cambios significativos en la política de su país hacia Cuba en un paso que revierte parcialmente el legado de su predecesor, Barack Obama.

Desde el icónico vecindario de La Pequeña Habana en Miami, Florida, el republicano presentó la nueva postura de EE.UU. con la isla: restricciones para hacer negocios con las empresas controladas por los militares cubanos y la imposición de mayores controles a los viajeros estadounidenses que visiten Cuba.

Lograremos una Cuba libre“, dijo el mandatario en medio de aplausos en un auditorio entregado.

El presidente dijo que la política actual, emprendida por el expresidente Obama y el líder cubano Raúl Castro, “no favorece al pueblo cubano, sino que enriquece al régimen”.

Según Trump, su nueva política sigue procurando la apertura hacia el pueblo cubano, pero bajo una estrategia de restringir los negocios con el gobierno de la isla.

En su discurso, el mandatario habló de la “opresión comunista” que prevalece en la isla y mencionó nombres de disidentes, como las Damas de Blanco, para denunciar las violaciones a los derechos humanos que dijo se cometen en el país.

Además, pidió al gobierno cubano que “ponga fin al abuso hacia la disidencia” y dijo que solo en ese contexto —la liberación de todos los políticos presos, la legalización de todos los partidos políticos y la celebración de elecciones supervisadas y libres— estará dispuesto a sentarse a negociar un mejor acuerdo con el gobierno de la isla.

Endurecimiento

El anuncio no significa una reversión total de la histórica reapertura de las relaciones diplomáticas entre ambos países iniciada en diciembre de 2014.

Sin embargo, el anuncio del presidente Trump sí implica un endurecimiento que se apega más a las propuestas de legisladores republicanos de origen cubano, como el senador de Florida Marco Rubio, quien califica al gobierno de la isla como una dictadura que viola los derechos humanos.

En un artículo publicado más temprano este viernes, el diario oficialista Granma dijo que el presidente Trump había sido “mal aconsejado por unos pocos legisladores de origen cubano” que usaron “chantajes para secuestrar la política” hacia la isla.

Deja un comentario