Informaciones

Paradise Papers: Los nexos del secretario de Comercio de EE. UU. con amigos de Putin y PDVSA

 
Un buque alquilado a Sibur, una compañía rusa de energía rusa entre cuyos propietarios se encuentra el yerno de Vladimir Putin. El secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross Jr., mantuvo sus inversiones en Navigator después de tomar su cargo. CreditOla Westerberg y Adam Ihse, TT News Agency

 

Después de convertirse en secretario de Comercio, Wilbur Ross mantuvo sus inversiones en una empresa de navegación que tiene importantes nexos económicos con Gennady Timchenko, un oligarca ruso que ha sido sancionado por el gobierno estadounidense, y con Kirill Shamalov, yerno del presidente ruso Vladimir Putin, según revelaciones recientes.

La empresa, Navigator Holdings, gana millones de dólares al año al transportar gas para uno de sus principales clientes, una compañía rusa gigante de energía llamada Sibur, entre cuyos dueños están Timchenko y Shamalov. A pesar de haber vendido muchos otros activos para unirse a la administración Trump y encabezar su política comercial de “Estados Unidos primero”, Ross mantuvo su inversión en Navigator, que aumentó sus acuerdos comerciales con Sibur incluso cuando Europa y Estados Unidos buscaban castigar al sector energético ruso por las incursiones de Putin en Ucrania.

Otro de los principales clientes de Navigator es la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), controlada por el gobierno de Nicolás Maduro. El gobierno de Trump sancionó a PDVSA hace unos meses.

La empresa de capital de inversión de Ross ha sido la accionista más grande de Navigator al ser propietaria del 31 por ciento de participación en la compañía. Aunque su propiedad personal de la participación se redujo en febrero, cuando ocupó su cargo, mantuvo la inversión en la alianza valuada entre 2 y 10 millones de dólares y se quedó para obtener una mayor participación de ganancias como socio general, de acuerdo con su declaración de ética de gobierno y el archivo de seguridad.

La participación de Ross en Navigator ha sido manejada por una cadena de compañías en las islas Caimán, uno de varios paraísos fiscales donde gran parte de su patrimonio —valuado en más de 2 mil millones de dólares— está ligado a vehículos de inversión similares. Los detalles de estos arreglos surgieron en una memoria caché de los archivos filtrados de Appleby, una de las firmas de abogados globales más grandes del mundo y que administraba unas cincuenta compañías y sociedades en las islas Caimán y otros lugares conectados con Ross.

Los documentos de Appleby, obtenidos por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung, fueron compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés) y otros medios, entre ellos The New York Times. Dichos documentos muestran cómo Appleby —ubicada en las islas Bermudas— trabajaba para ayudar a la élite adinerada, desde oligarcas rusos hasta príncipes del Medio Oriente a corporaciones multinacionales —como Apple y Nike— a evadir miles de millones de dólares en impuestos.

Además de Ross, los archivos tienen referencias a otros integrantes de la administración Trump, como Gary D. Cohn, el principal asesor en economía que estuvo ligado a veintidós entidades en las Bermudas cuando era ejecutivo en Goldman Sachs, y el secretario de Estado Rex Tillerson, quien fue director de una asociación de empresas, basada en las Bermudas, con el gobierno de Yemen cuando dirigía las operaciones de Exxon Mobil en ese país. No hay evidencia de que cualquiera de estas operaciones fueran ilegales.

Ross es uno de los clientes más importantes de Appleby; los registros ofrecen más información sobre las propiedades financieras del secretario de Comercio que las declaraciones éticas que presentó al asumir su cargo en el gabinete de Trump. Su acuerdo de ética —presentado en enero— lista las sociedades que pretendía mantener, pero no las que tenía. Antes, Navigator había sido mencionada en una descripción aparte de sus propiedades para el año que acababa en diciembre de 2016, pero sin insinuación alguna de sus nexos con Sibur.

 
Ross en su audiencia de confirmación en enero CreditAl Drago/The New York Times

La propiedad de Sibur —entre quienes están Gennady Timchenko, amigo y compañero de judo de Putin sujeto de sanciones estadounidenses; y Kirill Shamalov, quien está casado con la hija menor del presidente ruso— hace de esta “una compañía con conexiones de amiguismo” en Moscú, dijo Daniel Fried, un especialista en Rusia que trabajó en el Departamento de Estado en administraciones republicanas y demócratas.

En una respuesta escrita a un questionario de The New York Times, James Rockas, un portavoz de Ross, dijo que la relación de Navigator con Sibur empezó antes de que Ross se uniera a la junta directiva en marzo de 2012 y que nunca se había reunido con los oligarcas rusos que son los principales propietarios de Sibur. Los registros públicos demuestran que la compañía de Ross se convirtió en el principal inversionista de Navigator en noviembre de 2011, tres meses antes de que la compañía alquilara sus primeras embarcaciones a Sibur.

“Sibur no había sido sancionada cuando se firmó el contrato y aún no está sujeta a sanciones”, dijo Rockas.

Mientras WL Ross & Co. creció con los años, usó Appleby para establecer varias entidades en paraísos fiscales, muchos en las islas Caimán. Este territorio británico en el Caribe no impone un impuesto por ganancias personales o empresariales obtenidas fuera de su jurisdicción y requiere una declaración mínima de propiedad corporativa. Para 2014, Ross y su compañía de inversiones estaban entre los veinte clientes más importantes de Appleby.

Después de que fue nombrado secretario de Comercio, Ross presentó un acuerdo con la oficina de ética de gobierno en el que dijo que renunciaría a WL Ross & Co. y retiraría sus inversiones de ochenta compañías y sociedades, pero que mantendría su participación en otras nueve con activos en “financiamiento de bienes raíces y créditos hipotecarios” y “transporte transoceánico”. No se especificó cuáles eran los activos subyacentes.

Deja un comentario