Mundiales

Se triplican delitos contra musulmanes en EU

Eric Lichtblau / New York Times News Service | Domingo 20 Diciembre 2015 | 22:53 hrs

The New York Times | Manifestantes se reúnen afuera del hotel Plaza en el que Donald Trump habló en Nueva York

The New York Times | Manifestantes se reúnen afuera del hotel Plaza en el que Donald Trump habló en Nueva York

Washington— Los delitos de odio contra musulmanes estadounidenses y mezquitas por todo Estados Unidos se han triplicado tras los ataques terroristas en París y San Bernardino, California, y docenas de ellos se han presentado en tan sólo un mes, de acuerdo con nuevos datos.

El alza incluye ataques contra estudiantes que portan hijabs; incendios y vandalismo en mezquitas; y tiroteos y amenazas de muerte en empresas de islámicos, según mostró un análisis realizado por un grupo de investigación de la Universidad de California State.

El presidente Barack Obama y líderes de derechos civiles han advertido sobre evidencia anecdótica de este tipo de manifestaciones, particularmente en California. Sin embargo, el análisis es el primero en documentar el ascenso, en medio de un alza de declaraciones antiislámicas por parte de políticos.

“Los ataques terroristas, sumados a la ubicuidad de tales estereotipos contra los musulmanes que empiezan a filtrarse a la corriente dominante, han alentado a las personas a actuar conforme a este temor y este enojo”, comentó Brian Levin, criminólogo de la Universidad de California State en San Bernardino.

Levin dirige un grupo de investigación sobre delitos de odio en la universidad, el Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo, el cual produjo el análisis y proporcionó los resultados a The New York Times.

En años recientes, se ha registrado un promedio de 12.6 presuntos delitos de odio contra musulmanes en Estados Unidos al mes, de acuerdo con datos del FBI analizados por el grupo de investigación.

Sin embargo, el índice de los ataques se ha triplicado desde los ataques en París del 13 de noviembre por parte de operarios del Estado Islámico, con 38 ataques calificados de antiislámicos por naturaleza, de acuerdo con el análisis, el cual se basó en reportes de la prensa y de grupos de derechos civiles.

Dieciocho de los episodios se han presentado desde el tiroteo en San Bernardino del 2 de diciembre por parte de una pareja de musulmanes partidarios del Estado Islámico, que dejó un saldo de 14 personas muertas.

La frecuencia de los ataques recientes no ha alcanzado los niveles vistos inmediatamente después de los atentados del 11 de Septiembre de 2001, cuando se realizaron cientos de ataques contra musulmanes, y algunos sikhs confundidos con ellos, pero Levin comentó que se han presentado tipos similares de delitos de odio.

“Esto me entristece pero no me sorprende”, dijo. “Cada vez que vemos este tipo de conflictos en los titulares, a menudo vemos un ascenso en los delitos de odio acompañándolos”.

Una semana después de los ataques en París, una estudiante del sexto grado en el Bronx fue presuntamente atacada por tres chicos que trataron de quitarle el hijab que llevaba puesto, la golpearon y la llamaron “ISIS”.

Días después, una universitaria en un estacionamiento en San Diego reportó un ataque parecido, pero en su caso el atacante le dijo insultos antimusulmanes.

En Pittsburgh, un pasajero en un taxi disparó contra el conductor, quien era musulmán, en la espalda luego de que el pasajero le hiciera preguntas molesto sobre ISIS y se burlara del profeta Mahoma, de acuerdo con las autoridades. Y en Anaheim, California, una copia del Corán llena de balas fue dejada afuera de una tienda de ropa de musulmanes.

El episodio más reciente catalogado por el grupo de investigación de San Bernardino se presentó el martes, cuando un hombre presuntamente sacó un cuchillo contra una mujer musulmana en un lavadero de autos y la amenazó. El hombre fue arrestado, al igual que otros atacantes en varios casos, pero muchos de los episodios continúan bajo investigación por parte de autoridades federales y locales.

“Siempre estamos monitoreando ese tipo de situaciones”, dijo la fiscal general Loretta E. Lynch a reporteros el mes pasado. “Siempre estamos en busca de ese tipo de reacciones contra cualquier individuo por cualquier motivo, reales o percibidas”.

Ibrahim Hooper, portavoz del Consejo de Relaciones Estadounidenses e Islámicas, comentó que la triplicación de los delitos de odio identificada por los investigadores de San Bernardino corrobora la evidencia anecdótica recabada por su grupo.

“Estamos viendo tantos de estos episodios que nos parece increíble”, declaró en una entrevista. “Es algo exagerado, y no creo que ya hayamos visto todo”.

Deja un comentario