Históricamente quienes alimentan las diferencias entre haitianos y dominicanos.

Por favor comparte esta publicación en tus redes sociales

Por: Ing. carlos manuel Diloné

El problema entre los haitianos y los dominicanos se origina, básicamente, a partir del año 1795, con la firma del Tratado de Basilea, que cedió la parte oriental de la isla a Francia, evento éste que provocó una crisis económica, además de un grave problema demográfico.

Los historiadores dominicanos, han insistido en que las emigraciones que se produjeron a raíz del Tratado de Basilea y después de las invasiones haitianas de Toussaint y Desalines en 1801 y 1804, despojaron a la colonia de Santo Domingo, de la flor, crema y nata de las familias dominicanas.

Al releer los libros de historia dominicana, que se refieren a este período da la impresión de que esas emigraciones fueron movimientos de población que solamente afectaron a los núcleos aristocráticos de Santo Domingo. Sin embargo, cuando se examinan con detenimiento los legajos del Archivo de Indias, la imagen que resulta es otra, y lo que se observa es que la emigración afectó a todos los grupos sociales de la colonia de Santo Domingo, pues se trató de un éxodo masivo.

En estos legajos aparecen relaciones de embarques masivos de familias dominicanas que fueron a parar a diferentes puntos de Venezuela, especialmente Coro y Maracaibo desde la entrega de la parte española a Francia, en interpretación de lo dispuesto por el Tratado de Basilea. Además de esas informaciones, hay otras que señalan la emigración de familias hacia Cuba y Puerto Rico. Consideradas en su conjunto esas noticias, y tomando como base las listas de emigrados dominicanos hacia Venezuela solamente, se llega a la conclusión de que de la isla emigraron unas 100,000 personas entre 1795 y 1812. En apoyo de esta estimación podemos mostrar el “resumen de la población de Santo Domingo en 1812” recogido en el libro 8, documento número 38, del Archivo Real de Bayaguana, en donde se consigna que la población total de la isla era de 11,984 vecinos, alcanzando apenas 60,012 personas en ese año. Ver AGN, Fondos del Archivo Real de Bayaguana, libro 8, legajo 38.

La cifra de emigrados es sorprendentemente alta pero, al estudiaren su conjunto el movimiento global de la población

 

-Dominicanos: “yo, os presento la felicidad y la desgracia: escoged”.

TOUSSAINT L’OUVERTURE

Invasión del año 1801.

 

-” Dominicanos: no existiréis sino en cuanto mi clemencia se digne preservaros”.

-El “oficial tan vano como impotente y el grupo de bandidos que él comanda, pronto serán sepultados bajo los escombros de vuestra capital”.

JEAN JACQUES DESSALINES

Invasión del año 1805.

 

-”Si en contra de lo que espero los dominicanos desconocen el lenguaje de la persuasión, que emplearé en todas las circunstancias, será entonces cuando mi moderación se transformará en una severidad que asombrará al universo y le asegurará a Haití una paz profunda y duradera”.

HERARD RIVIÉRE

Invasión del año 1844.

 

-”No les dejaremos ni gallina ni gato vivos. . Yo los perseguiré hasta el fondo de sus bosques, y hasta las alturas del Cibao, sin piedad, ¡como a puercos cimarrones”.

                                                                                                      FAUSTINO SOULOUQUE

Invasión del año 1849.

 

-…”Fuera de estas contingencias, no hay perspectivas sino para la carnicería y la destrucción  de una comunidad por la otra”.

                                                                                                                  DR, JEAN PRICE-MARS

Año 1954.

Por favor comparte esta publicación en tus redes sociales

Deja un comentario

Translate »