Cálculo renal y brujería en Duvergé

Por el Dr. Rafael Leonidas Pérez y Pérez

Nos decía el profesor de Urología Dr. Franz Miniño Marión-Landais, en el Hospital Dr. Francisco E. Moscoso Puello, cuando estudiábamos la carrera de Medicina en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que el dolor de un cólico nefrítico (dolor causado por una piedra o cálculo en las vías urinarias) era como el de una mujer parturienta, según la experiencia acumulada en el largo ejercicio de su especialidad, plasmada en la historia clínica de su amplio archivo de pacientes.

Recientemente, como internista me tocó el caso de una persona compueblana (de Duvergé) que se quejaba de dolor en espalda baja, de lumbalgia. Estudié la analítica de sangre y orina que me fue presentada y observé que en esta última, había datos sospechosos de una litiasis, cálculo o piedra renal -urolitiasis-, más una infección de vías urinarias por lo que, indiqué urocultivo con antibiograma más antibiótico y antiespasmódico (para tomarlos inmediatamente le fuera tomada la muestra para este análisis), Calcio, Fósforo, Ácido Úrico, BUN, Creatinina séricos, Sonografía Abdominal, etc., reportando esta última, la pensada Litiasis Renal Derecha. Por ese motivo, indiqué Perfil Bioquímico de Cálculo Renal a la persona aquejada.

Había estado recibiendo por prescripción de colega en el hospital local, el antibiótico ciprofloxacina a dosis convencional.

A poco sintió la persona paciente, gastralgia (dolor de estómago) que sabemos puede ser causada por la ciprofloxacina.

Ni corta ni perezosa, una persona allegada a quien nos ocupa, la llevó a «consulta» ante una persona conocedora del arte de quitar, desbaratar o «confundir» hechizos o maleficios (magia, brujería o hechicería blanca), porque dedujo que eso podría ser «un mal» que le habían echado.

Se me volvió a consultar por el caso, y le receté además omeprazol para cuidarle o protegerle la mucosa gástrica con tal de que mejorara la gastralgia (dolor de estómago) y que siguiera tomando el antibiótico más el antiespasmódico que le receté, en lo que llegaba el reporte del urocultivo (cultivo de orina) y antibiograma para ver el microbio y el antibiótico a cambiar o mantener de acuerdo a lo que resultare lo que, de dar negativo el reporte, pensaría en otra estrategia o manejo. Referí a la persona paciente, a Urología.

Recuerdo que hace más de tres décadas, estando de vacaciones militares en casa de mi madre en Duvergé, de madrugada, un tío me tocó quejándose fuertemente por un cólico nefrítico (era tenido en el pueblo como hombre que ante la adversidad ni siquiera pujaba por lo valiente), la persiana de la habitación donde yo dormía, y que da al jardín frontal y este a la calle protegido por verja como a la vez la casa de mi madre en sí.

Incorporándome inmediatamente de la cama, atendí al tío y le quité el dolor con un fuerte antiespasmódico que le suministré vía endovenosa y que había traido de la capital en mi maletín de médico siempre bien «apertrechado» con fármacos o medicamentos y equipos, para atender emergencias de diferentes tipos, como consultas externas (sin cobrar honorarios en mi municipio de procedencia, etc.).

Le indiqué como a la persona de la Litiasis Renal Derecha citada, un Perfil Bioquímico de Cálculo Renal porque ya el tío había expulsado varios tras el antiespasmódico administrado y una buena hidratación, y como en ese momento no se hacía este estudio en el país, le escribí a la prestigiosa Fundación Jiménez Díaz (que cuenta con no menos prestigioso Hospital Universitario) en España mandándole las muestras, para que me hicieran allí el favor de disponer su realización sin costo a lo que accedió dicha fundación lo que agradecí y agradezco sobremanera.

Llegó el resultado del estudio señalado del tío, con dieta y manejo farmacológico, y jamás ha vuelto a sufrir de cálculos renales. Se supo de qué estaban constituidas esas piedras y cómo sería el tratamiento a fin de evitar su formación en adelante. Lo hice seguir luego (manteniéndome como internista de cabecera como en caso de la persona paciente más arriba mencionada) por Urología.

(Se sabe que el 85% de los cálculos urinarios se compone de calcio, principalmente en forma de oxalato; el 10% es de ácido úrico, el 2% de cistina, y la mayoría de los restantes está formada por fosfato de amonio y magnesio -estruvita-).

Duvergenses, la ciencia médica es la ciencia médica. Cuidado con eso de pensar en brujería porque luego sería muy tarde…

Estamos en el siglo XXI empleándose ya la vacunación contra el COVID-19 que afecta al mundo (pandemia).

Dejo plasmado este escrito, para que sirva de educación médica y tenga su efecto sanitario, persuasivo, al generar moraleja o reflexión.

Santo Domingo, D.N.,
2 de enero, 2021.

Sobre el autor de la publicación

vinylcuttingmachineguide.com