Nuestras Glorias: Nery Martínez

Compartir

Por: Rafael Matos Féliz

La primera figura de la Dinastía de los Martínez, es Felipe Martínez Encarnación (Nery). Nació en el Batey Central, el 26 de mayo del 1923. Allí nacieron sus hermanos Lulin y Fuche y su sobrino Teodoro; siendo sus padres Edelmiro Martínez y María Eusebia Encarnación.

Cursó parte de la primaria en la escuelita americana que existía en el sector, en la cual, se impartían las clases en inglés y en español y fue su profesor el distinguido caballero y destacado maestro Leopoldo Mitchel, padre del beisbolista Augusto Mitchel (Joven). Nery alcanzó hasta el sexto grado.

Se inicia en la pelota entre los 9 y 10 años de edad y comenzó jugando en la tercera base. Para esa época, ya el béisbol ocupaba la atención de los barahoneros. Como Nery Martínez presentaba una ligera curvatura en sus piernas y ambas extremidades se separaban algo cuando estaba parado, este hecho le sirvió al norteamericano que llamaban Míster Cory para decirle en típico acento inglés “tú va a ser un buen jugador y va a batear mucho, pues allá en Estados Unidos hay un pelotero gamba’o, que es una súper estrella”.

Con 14 años (1937), forma parte del equipo de béisbol conocido como Whisky A, el cual frecuentemente se enfrentaba con su contendor más enconado que llamaban “La Troya”. En esas competencias, los metrallazos de Nery Martínez sonaban por todas las bandas y en todos los juegos. Al cumplir los 17 años de edad (1940) pasa a conformar el equipo del Batey Central como tercera base oficial. Con este equipo vio acción contra La Troya, Whisky, Baní, la capital y otros equipos más.

Era tanta su calidad, que en una ocasión en que vino a jugar a Barahona el equipo de la Romana de nombre “Papagayo”; el dueño y dirigente de esta novena, a quien conocían como Míster Prats, quiso llevárselo para enrolarlo en el Papagayo como tercera base oficial, y sólo la negativa firme de don Edelmiro Martínez, que con su celo paternal no quería que su hijo se fuera de su lado, impidió que se hiciera realidad esa tentadora solicitud.

Para el 1940, entra a laborar al Ingenio Barahona en el área de Las Calderas y esa actividad la alternaba con la pelota. Para el 1945 es seleccionado para la Selección de Béisbol de Barahona y ahí, su estatura como deportista se agiganta. Se convierte en la mejor tercera base de todos los tiempos y uno de los mejores en el cajón de bateo. En todas las temporadas su average quedaba por encima de los 300 y en ocasiones, rondando los 400. En el play que estaba detrás del mercado público (entre el cementerio y la calle Colón) había un letrero cerca del center field que anunciaba un Whisky de la época y que sólo este férreo jugador logró volarlo en tres ocasiones; lo que le llevó a ganar importantes premios por esa extraordinaria acción. Hazaña que ningún pelotero llegó a igualar jamás.

El 11 de enero del 1948 y con motivo del enfrentamiento entre Barahona y Santiago, Nery no tenía permiso para ir a jugar porque el trabajo requería de su presencia; pero como la novena de Barahona lo necesitaba, el propio gobernador, Rafael A. Peguero (Fellito), fue a pedirle el permiso a la Administración del Ingenio y es así como llega sucio del trabajo y se viste con el uniforme No.17. Se enfrenta como emergente al estelar lanzador cibaeño Bombo Ramos, estando la base llena y pega un tripletazo que empata el juego. Así Barahona gana el juego de la mañana y Santiago el de la tarde. Estos dos, fueron los últimos juegos que jugó la formidable y excelsa novena santiaguense, pues al regresar a su región, aconteció el fatal accidente aéreo de RIO VERDE.

En 1956, Nery Martínez se enfrenta en San Cristóbal al lanzador Humberto Evangelista que acababa de regresar de Cuba al participar exitosamente de la Sexta Serie Amateur, y le conecta dos cuadrangulares, ganando Barahona el juego. El segundo juego también lo ganó Barahona.

Para el 1960 se retira del béisbol, pasa a jugar softball hasta el 1973. Luego alcanza el cargo de Jefe de Calderas del Ingenio y se pensiona en el 1988. Se casó en el 1949 con Altagracia Inés De Los Santos (Nenita), oriunda de San Pedro de Macorís y procrearon a Socorro, su única hija.

Nery Martínez falleció el día 19 de marzo del año 1997.

¡¡¡Honor a ti Nery Martínez, inmortal deportista!!!


Compartir
vinylcuttingmachineguide.com