Ramón Heredia Matos, fue uno de los que en Duvergé sustentaban en el 1929, la reelección presidencial de Horacio Vásquez

Por el Dr. Rafael Leonidas Pérez y Pérez.

El periódico Listín Diario del martes 12 de marzo de 1929, en su página 4 (Hemeroteca del Archivo General de la Nación, Santo Domingo, República Dominicana), consigna el envío por correo desde Duvergé (fechado el miércoles 6 de marzo de 1929) a la capital, calzado con el nombre de Ramón Heredia Matos, con el siguiente texto:

«Es necesario para el bienestar de la Patria, que el Honorable Presidente Gral. Horacio Vásquez sea reelegido por seis años más.»

Esto fue colocado en ese periódico bajo el título: «En Duvergé sustentan la reelección presidencial.»

Como podemos observar, Ramón Heredia Matos, fue uno de los que en Duvergé sustentaban en el 1929, la reelección presidencial de Horacio Vásquez.

El jurista y politólogo Flavio Darío Espinal, en su artículo Horacio Vásquez y la reelección, publicado en Diario Libre el 25 de septiembre de 2014, señala que:

«La defensa de que el período para el cual Vásquez fue electo en 1924 por seis años se basa en que, al momento de su elección, estaba vigente la Constitución de 1908 que estipulaba períodos presidenciales de seis años. Este fue un punto de controversia política que terminó ganando Vásquez, pero que no dejaba de ser problemático por la siguiente razón: La Constitución de 1908 dejó de tener vigencia desde el momento en que se produjo la intervención militar norteamericana en 1916 y no hubo ningún acto que la restableciera. En efecto, el denominado Acuerdo Hughes-Peynado, que sirvió de plataforma a la salida de las tropas norteamericanas y a la elección de autoridades dominicanas, dispuso, entre otros puntos, la celebración de elecciones de autoridades y la convocatoria a elecciones de representantes a una Asamblea Constituyente que adoptaría una nueva Constitución para la era post-intervención. Las elecciones de autoridades en las que Horacio Vásquez fue electo presidente tuvo lugar el 15 de marzo de 1924, mientras que la adopción de la nueva Constitución se produjo el 13 de junio de 1924, es decir, después de la elección de Vásquez pero antes de que este tomara posesión el 12 de julio de ese año. Un argumento perfectamente válido es que Vásquez no fue electo bajo la Constitución de 1908, cuya vigencia había cesado en 1916, sino bajo los términos del Plan Hughes-Peynado, el cual contemplaba la adopción de una nueva Constitución que estableció períodos presidenciales de cuatro años, sin reelección inmediata.

Siguiendo el patrón histórico dominicano de que cada gobernante reformaba la Constitución casi siempre para extender su mandato o permitir su reelección, Horacio Vázquez auspició una nueva Constitución que fue adoptada el 17 de junio de 1927, la cual incluyó disposiciones transitorias en las que se hacía constar que el período de Vásquez duraría hasta el 16 de agosto de 1930, es decir, seis años en lugar de los cuatro años que dispuso la Constitución adoptada en 1924 bajo el Plan Hughes-Peynado. Hay que señalar que el asunto no se detuvo ahí. La Constitución fue de nuevo reformada el 9 de enero de 1929, pero esta vez con el solo propósito de modificar el artículo concerniente a la frontera con Haití. Y apenas un mes después de esta reforma, algunos miembros del Congreso Nacional seguidores de Vázquez comenzaron a plantear la necesidad de reformar de nuevo la Constitución con el propósito de eliminar la disposición que prohibía la reelección presidencial inmediata que había sido establecida en la Constitución de 1924. Esta reforma tuvo lugar el 20 de junio de 1929, y es en base a esta última reforma que Horacio Vásquez se presenta de nuevo como candidato presidencial en las elecciones de 1930.

Los historiadores recogen lo controversial y problemático que resultaron estas dos decisiones político-constitucionales de Vásquez, es decir, primero validar en una reforma constitucional su período presidencial por seis años y, segundo, introducir la reelección presidencial para poder postularse de nuevo en 1930.»

«Horacio Vásquez Lajara nació en Estancia Nueva (Moca) el 22 de octubre de 1860. Agricultor, comerciante, caudillo, soldado, regidor (1886).

Delegado del gobierno en el Cibao (1906).

Fundador del Partido Horacista, cuya divisa era roja y su insignia un gallo con cola (los colúos).

Presidente Provisional (18 agosto 1899 – 15 noviembre 1899); Vicepresidente de la República (15 noviembre 1899 – 26 abril 1902); Presidente Provisional (26 abril 1902 – 23 abril 1903); Presidente de la República (12 julio 1924 – 28 febrero 1930).

Falleció en Tamboril (hoy Peña), el 26 de marzo de 1936.» (Incháustegui, Arístides; Delgado Malagón, Blanca, Los presidentes de la República Dominicana (1844-2000), Editora Corripio, Santo Domingo, 1999).

Planificó Horacio Vásquez el magnicidio el 26 de julio de 1899 en Moca, de Ulises Heureaux (Lilís), quien llegó este último, siendo presidente de la República, a tener en Duvergé amoríos con Filomena Acosta (Meme) y en su Gobierno del 27 de febrero de 1889 al 27 de febrero de 1893, fue elevado el Puesto Cantonal de Las Damas a Común (hoy municipio) con el nombre de Duvergé (efectivo el 22 de junio de 1891).

(Combo de imágenes: Parte superior, a la izquierda Horacio Vásquez; a la derecha recorte del periódico Listín Diario -agradecemos al licenciado Virgilio Gautreaux Piñeyro su envío- del 12 de marzo de 1929, página 4; que nos ofrece la información sobre la sustentación en Duvergé de la reelección del presidente Horacio Vásquez; y en la parte inferior figura el pueblo de Duvergé en 1933 cuando el presidente Trujillo realizó una visita al mismo).

Sobre el autor de la publicación

vinylcuttingmachineguide.com