Recordando nuestro campo Jaquimeyes con una Imagen que nos trae Mil recuerdos.

Por: Iván De La Cruz

Panal de Miel de abejas.

Una imagen que nos hace abordar la máquina del tiempo, y dando marcha atrás nos lleva a aquellos tiempos en que éramos más que felices disfrutando de ese “Pan de Abejas” que nuestro abuelo cosechaba allá en el patio trasero del Rancho.

Imagen que hace regresar el reloj a los momentos alegres viendo al “Viejo Roble” cubrir su cuerpo con las indumentarias, para protegerse de las picaduras de las abejas obreras, negadas a regalar la miel que con tanto esfuerzo fabricaron.

Imagen que nos lleva justo al instante en que Abuelo Lolo preparaba sus defensas, y se “Armaba” con un Jícara de Coco, y un tizón encendido, que juntos formaban la “Defensa” de humo para espantar a las bravas abejas que plantaban dura lucha por no ceder su producto final.

Imagen que nos refresca la memoria, y ella nos trae al presente esa gráfica de ese hombre imponente saliendo triunfador de la colmena, y en una lata gigante de aceite traía consigo los “Panales de Miel” arrebatadas en bravía batallas a esas abejas que no daban tregua, y que lo perseguían hasta el rancho de la cocina, donde se completaría la tarea de la extracción de la rica miel.

Imagen que nos recrea el proceso donde nuestros abuelos Romelia, y Lolo, junto a Tía Coquita, afanosamente en conjunto practicaban ese ritual de exprimir los panales para extraerles ese cristal líquido, separar la cera, y en armonía perfecta obtener “La Miel de Abejas”, un trabajo puramente artesanal, al estilo totalmente natural.

Imagen que nos recuerda a nuestros “Mayores”, que en perfecto ritual iban colocando sobre la mesa de la cocina, todos los instrumentos necesarios para extraer la miel, y de igual manera se lavaban varias veces las manos, mientras al mismo tiempo colocaban más jícaras de coco ardiendo para que con su humo mantuvieran “A raya” a las Espartanas Abejas que insistían en dar pelea, y continuaban reclamando como suya la miel contenida en los panales.

Imagen que nos permite volver a ver a nuestra Abuela con esas manos santas, y con aquella precisión impecablemente perfecta envasar la miel en las botellas, y galones, sin dejar caer una sola gota del preciado dulce viscoso. Y de igual manera ver al Abuelo “Enjuagar” sus manos embadurnadas de miel dentro de una Jigüera, y en ese proceso fabricar un sabroso sirope (Siró), que finalmente envasaba en galones, que luego de enfriar en la nevera se disfrutaba de forma exquisita.

Imagen que nos hace revivir todo el proceso de la fabricación de la Cera artesanal. El fogón atizado con leña ardiente, el caldero gigante en que se derretían las bolas de panal de abejas ya secas (Sin miel), que estaban almacenadas en latas de aceite colgadas en las matas de Jiguillos, y a las cuales llegaban las Abejas para recuperar el resto de la dulce miel que aún les quedaba. La ebullición de los panales derretidos, y al final como dejaban reposar, y enfriar para obtener el producto final de color mamey: “La Cera” 100% natural, la cual era luego sacada, cortada en pedazos, y vendida por libras.

Imagen que nos permite recordar aquellos buenos, y preciosos momentos allá en ese campito polvoriento, que para nosotros era un pedazo de cielo, donde vivimos los mejores tiempos, bajo la protección, y las enseñanzas de unos abuelos inolvidables, quienes nos formaron, y nos dejaron marcados con sus valiosas estampas campesinas.

Sobre el autor de la publicación

vinylcuttingmachineguide.com