BALCÓN BATEYERO: UN COMPROMISO HECHO REALIDAD.


Por: Ing. Carlos Manuel Diloné

El origen etimológico de la palabra balcón, es italiano. Proviene de “balcone” (plataforma saliente de un cuarto superior en la fachada de un edificio, rodeada de una barandilla), que a su vez lo tomó del germánico “balko”.

En nuestro caso, Balcón Bateyero es la creación de un Gran ciudadano, el Dr. Yobany Manuel de León Pérez, cariñosamente Nanao. Lo que viene haciendo este Balcón por el Batey Central, es digno de ser reconocido, pues nos está trayendo reminiscencias, por medio de bellas fotografías, que cómo flores adornan nuestra existencia, de familias que habitan y han convivido en nuestro Batey Central.

Todos nos encontramos con familias, padres, hijos, hermanos, amigos, conocidos, que ya no recordábamos, ahora este Balcón nos facilita el recuerdo de los nuestros. Además, se preocupa por narrarnos la biografía concerniente a grandes hombres; humildes hermanos que han trascendido en nuestra sociedad, y que deben servir de estímulo para las futuras generaciones.  

No reconocer lo que viene haciendo Balcón Bateyero, es sencillamente ser indiferente, siendo la indiferencia, el arma por excelencia de la mediocridad. «Lo contrario del amor no es el odio, es la indiferencia. Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia. Lo contrario de la fe no es herejía, es la indiferencia. Y lo contrario de la vida no es la muerte, sino la indiferencia entre la vida y la muerte». -Elie Wiesel-

Familia Bateyera y su Directiva en Pleno, rinden tributo y reconocen la labor que viene desarrollando Balcón Bateyero, en beneficio de la colectividad Bateyera.

Que hermoso se ve el Balcón Bateyero, lleno de nuestras madres y padres, de amigos, de biografías, de caña, de azúcar y melao.

Recordar a los nuestros, es la mejor manera de amar, “No se puede amar lo que no se conoce, ni defender lo que no se ama”, en la medida que el recuerdo nos borra nuestro pasado, en esa misma medida, vamos dejando de conocer y como es lógico, nadie puede amar una cosa por completo ignorada.

El compromiso se ha hecho realidad, lo único que nos resta es pedir, QUE DIOS BENDIGA A BALCÓN BATEYERO.


vinylcuttingmachineguide.com