BARAHONA-PESCADORES DE PUNTA INGLESA

Por: Virgilio Gautreaux P.

PESCADOR LANZA SU RED EN PUNTA INGLESA

Hace varios días visité mi querida Barahona para participar en uno de los excelentes seminarios desarrollistas que con regularidad se están efectuando en la provincia, lo que refleja un renovado entusiasmo sobre temas vitales para nuestro crecimiento económico y social.

Concluido el evento y “armado con mi cámara” me dirigí una vez más hacia la playa de “Punta Inglesa” para tirar por enésima vez fotos de ese inigualable paisaje y de un lugar que por tantas décadas cautivó la juventud barahonera. Hoy el lugar luce desierto. Ya la “vieja playa”, ha desaparecido. El bullicio de antaño ha sido reemplazado por un silencio sepulcral. El agua azul y la arena blanca, está ahora ocupada por agua con un olor no agradable y las juguetonas olas del ayer, murieron o emigraron a otra parte. El Hotel Guarocuya, se asemeja a una gran tumba funeraria, compatible con la tristeza que exhibe el lugar.

Concentrado por el silencio reinante, me percato que un poco distante hay muchas personas conversando, donde además hay numerosas yolas. Me dirijo a un lugar ubicado cerca del Hotel donde un grupo de pescadores tienen sus embarcaciones y me dispongo a conocer su modus vivendi (manera de ganarse la vida).

Lo primero que me informan es que el núcleo de pescadores es de 40. Unos venden su producción directamente a mercaderes, personas individuales, mientras que otros venden al PATRÓN.

Cuando pregunto que si el PATRÓN  es un propietario de embarcaciones que arrienda o presta sus embarcaciones, me informan que PATRÓN  es una especie de “FACILITADOR” que suministra dinero (en forma de préstamo) a los pescadores, a cambio de que éstos le vendan lo capturado. Generalmente el PATRÓN presta mil pesos, no cobra intereses y al comprar a un precio convenido (con un descuento acordado), su ganancia la obtiene al revender la mercancía. Con el dinero los pescadores compran el combustible de los motores de borda de sus yolas. En el lugar hay dos Patrones.

Del total de pescadores, unos 15 poseen motores. El resto rema o utiliza velas. Aquellos que poseen botes con motor capturan unas 30-40 libras de pescado que venden en unos RD$ 2,800. De éstos pagan RD$ 1,000 al PATRÓN y el resto se lo dividen los dos pescadores en partes iguales (RD$900 c/u). Las yolas con motor cubren  mucha distancia, adentrándose en El Curro y las comunidades costeras de  Bahoruco, La Ciénaga y Paraíso.

 Varios pescan de noche utilizando “pesas de luz”, que consisten en un bombillo alimentado por una batería, el cual es sumergido en el agua para atraer los peces. Los pescadores nocturnos salen a las 4 de la tarde y retornan a las ocho de la mañana.

Estos trabajadores del mar realizan sus capturas utilizan anzuelos, nasas y chinchorros. El número de nasas es de 300. Hay pescadores con 30, 20 y 10 de estos equipos. Las nasas se tiran por la mañana, atadas por una soga y señalizadas por potes plásticos, colocando en su interior pedazos de estrellas de mar asadas o cuero de vaca quemado, para atraer la atención de diferentes especies. La nasa se deja sumergida dejando un día de por medio y luego se sube encontrándose peces y langostas. Algunos individuos inescrupulosos saquean nasas ajenas.

En el lugar donde los pescadores venden su producto, hay unos bancos y mesas de concreto donde tres señoras venden pescado frito y guisado con coco, acompañado con un  moro calientico o tostones.

Varios clientes son restaurantes y mujeres fritureras. El pescado lo venden “desbuchao”, es decir, sin las tripas y sin escamas.

Los precios a que se venden los productos, son los siguientes:

ESPECIEPRECIO POR LIBRA (RD$)
AGUJA PALADAR90
CARITE100
COLIRUBIA100
BONITO70
ALBACORA70
PEZ LEÓN70
PARGO100
CAPITÁN100
BOCAYATE70
CANDIL (PAQUETE 10-12 PECES)100-150
DOTOR (PAQUETE)150-200
JABÓN75-80
SALMÓN75
DORADO80
MARLIN95
ATÚN90
SABALETA70
MACARELA75
COJINÚA75
LISA70
LANGOSTA PEQUEÑA140
LANGOSTA GRANDE190
CHILLO180
RAYA50
MERO130
ALETA TIBURÓN800
MANDÍBULA TIBURÓN1,000 Y MÁS
ACEITE TIBURÓN (LATICA)200

En las cercanías del muelle de Barahona existe una cooperativa de pescadores con 12 miembros, los cuales venden sus capturas a precios similares a los ubicados al lado del Hotel Guarocuya.

Fuente: entrevista a pescadores de Punta Inglesa.