EL BARAHONERO, SUMISO, DISOCIADOR, PROTAGONISTA Y ANARQUISTA.

Por: Lic. Sixto Emilio Santana

Hace tiempo que estoy viendo por las Redes Sociales, las denuncias de que del local que aloja la Catedral Santa Cruz de Barahona, se llevaron  algunas pertenencias religiosas, que forman parte del Patrimonio Cultural Tangible del pueblo.

Se está diciendo que las llevaron a la Vega o a Moca, pero nada concreto. Todo es especulación. Lo que he estado escuchando no ha pasado de una simple denuncia.

Inclusive, esos comentarios vienen sonando aun estando Monseñor Fabio Mamerto Rivas Santos con vida.

Yo no sé si es que el sureño a nivel general tiene ese comportamiento. Porque los Cibaeños no son así. El Cibaeño es regionalista, defensor de sus intereses y solidario con sus compueblanos.

El Barahonero no pasa de decir, soy serie 18 y Cuatriboliao y Minoso, más nada.

A los Barahoneros no sólo les han robado los bienes de la Iglesia Católica, les han robado de todo.

Comenzando por las posiciones políticas, los Forasteros llegan, se las roban y los Barahoneros los apoyan.

Los comerciantes, en su mayoría, han sido forasteros, se hacen ricos en Barahona, se van con sus ganancias y los Barahoneros los apoyan.

Los Barahoneros dejaron que el Patronato San Rafael lo convirtieran en la 5ta. Brigada del Ejército Nacional y no pasó nada.

El local del antiguo Partido Dominicano, un patrimonio del pueblo, se lo dejaron quitar de la Iglesia Católica y nadie hizo nada.

La casa que alojaba la antigua Escuela de Música está en litigio, porque se la quieren coger.

El local del Ateneo Municipal, lo están mal utilizando y nadie hace nada.

Los Barahoneros, que han llegado a posiciones públicas de influencias, muy pocos han hecho por su pueblo.

En Barahona se quedaron viviendo policías asesinos de los 12 años de Balaguer y nadie hace nada.

En Barahona vivieron asesinos de la era de Trujillo y nadie hizo nada.

Los Barahoneros son muy buenos para anarquizar, protagonizar y para disociar, como lo han demostrado en las organizaciones culturales de Nueva York.

También como lo hicieron en Los Barahoneros 4X4, y en otras organizaciones que se han formado aquí en la capital.

Porque lo que nos gusta es protagonizar y dirigir, pero de ahí no pasamos.