INAUGURACIÓN EN BARAHONA DEL CASINO “GENERALÍSIMO TRUJILLO”

Por: Ing. Carlos Manuel Diloné

El sábado 15 de Marzo de 1942, fue inaugurado en Barahona el Casino “Generalísimo Trujillo”, dispuesto y ordenado por el Benefactor de la Patria.

Con actos de la más alta significación social quedó inaugurado la noche del sábado 15 de marzo, el magnífico edificio orgullo de la provincia Barahona, el más prestigioso Centro Social de esta ciudad: el “Casino Generalísimo Trujillo”, valioso y apreciado obsequio del Generalísimo Doctor Rafael Leónidas Trujillo Molina, el cual fue terminado desde hace algunos meses, quedando su inauguración en suspenso, hasta que fuera dispuesta y ordenada por el Benefactor de la Patria.

El jueves 13 de Marzo de 1942, Trujillo ordenó que fuese inaugurado el Casino, delegando en el Gobernador de la Provincia de Barahona, señor Rafael Malagón, para que ostentara su distinguida representación en los diferentes actos sociales que con tal motivo serían celebrarados.

La directiva de este prestigioso Centro Social estaba bajo la presidencia del prestante y distinguido Sr. Don Ulises Cuello, quien supo organizar y formular un programa digno y magnífico para la ocasión, que bien encajaba en el especial acontecimiento, el cual satisfizo las expectativas de la meritoria sociedad barahonera.

Iluminado y engalanado de manera espléndida el referido edificio, ese sábado en la noche, se produjo un estreno con un festival de perpetua recordación, para la historia de la ciudad de Barahona.

La bandera blanca del Casino ondulaba alegre con un aleteo de cordialidad, entusiasmo y comprensión en el tope de la asta, desde la dulce y suave mañana del 15 de marzo. Abajo, damas y caballeros se movían de forma afanosa, preparaban todo, mientras al frente, a pocos metros, las sabatinas olas de esta embriagadora Bahía de Neiba parecían querer besar y bendecir el bello y regio edificio.

A las 8:00 p. m. cuando los distinguidos y prestantes miembros de la sociedad habían arribado al hermoso Casino, el Gobernador Sr. Malagón, inauguró dicho Centro Social leyendo el siguiente discurso, el cual fue calificado de muy “conceptuoso”:

“Damas y Caballeros: por honrador encargo de nuestro Ilustre Jefe, Generalísimo Trujillo, estamos reunidos aquí, frente al mar sonoro y bajo el pálido fulgor de las estrellas, para inaugurar este bello y magnífico Casino, con que la generosidad inagotable del Benefactor ha dotado a la gallarda sociedad de Barahona, y el cual ostenta su nombre glorioso, como una bandera de triunfo desplegada a todos los vientos….

La facultad de dar es algo que pertenece solo a los espíritus superiores. A medida que se da más, el hombre va despojándose de las formas sustantivas, para convertirse en un DIOS….DIOS, Padre de cuanto existe, nos da, sin pedirnos nada en cambio, todo cuanto podemos desear: ser, salud, inteligencia, fuerza, las galas de la naturaleza, y esta intensa alegría de vivir, que se nos desborda en la sangre en cada primavera….”

“En nuestro país, nadie ha sido tan generoso como Trujillo. Él ha llevado a muchos hombres pan de trigo y pan de espíritu; ha albergado la viudez desvalida; premiado al bueno; estimulado a la juventud; protegido a los maestros y servidores abrumados por el peso triste de los años; y, finalmente, nos ha regalado su ejemplo de prócer y de estadista; su filosofía fuerte y optimista; su sana sonrisa de soldado y libertador.

Señores: por todas esas obras que presentan a Trujillo como un enorme corazón abierto a todas las solicitaciones de su pueblo, él está ocupando ya, en las generaciones del presente, y ocupará en las generaciones de lo porvenir, el puesto de un Dios”.

Una estruendosa ovación se le tributó al Gobernador Malagón al terminar, contestándole el Presidente de la Directiva del Casino Don Ulises Cuello, con palabras de sincero agradecimiento y de elevados sentimiento de lealtad al querido Jefe por su magnífica generosidad, también la concurrencia le obsequió cálidos aplausos y un vals ejecutado por la orquesta, cuyas melódicas notas dio inicio al regio baile en que 50 parejas embriagadas de entusiasmos llenaban el salón.

Los asistentes a esta hermosa fiesta fueron: el Sr. Gobernador Malagón y Sra., Sr. Don Carlos R. Malagón y Sra., Ingeniero Henri Gasson, Enriquillo Mota y Srta., Sr. Hennedy y Sra., Mr. Moran y Sra., Carlos Díaz hijo, Carlos M Díaz y Sra., Lic. Alburquerque y Sra., Ingeniero Osvaldo Báez López Penha y Sra., Capitán Bonetti Burgos y Sra., Capitán Castillo P. N. y Sra., Lic. Olegario Elena y Sra., Lic. Pedro M. Cruz y Sra., Don Ulises cuello, Lic. Juan Guilliani y Sra., Don Eugenio Matos hijo. Lic. Federico N. Cuello López. Dr. Narciso Suberbí. Lic. Bernardo Díaz hijo y Sra., Dr. Pedro Sanabia y Sra., Rafael A. Peguero, Dr. Ramón Báez, Lic. Polibio Díaz, Julio García y Sra., Rafael Feliz y Sra., Siacco y Sra., Felino Sánchez y Sra., Bernardo Díaz, Carlos Julio González, Pio Varona y Sra., Vicente Varona y Sra., Leonardo Vidal y Sra., Osvaldo Legel y Sra., E. Cavallo y Sra., Teniente Pérez E. N. y Sra., José Vásquez, Dr. A. Veloz, Sócrates Lagares y Sra., Martínez y Sra., Mauricio González, Rómulo Ortiz y Sra., Luis E. Chapman y Sra., Raúl G. González, Felipe Peguero, Lic. Eladio Ramírez Romeo Matos y Sra., Miguel Pons y Sra., Señoritas Liliana García, Isabel Sanabia, Tatica Santana, Pichica Díaz, Olga Ramírez, Isabel Cuello López, Hermanas Robert, Emilia, Dulce y Bianca Lama, Hermanas Lagares, Hermanas Vásquez, Flor y Genín González, Miss Decidido, Hermanas González, Hermanas García, Paquita Pons, Mignón Pérez, Hermanas Helena, Hermanas Altuna, Hermanas Franco.

Con la aurora dominical, justo cuando el reloj marcaba las 5 de esta mañana tropical, mientras el alba surgía rosicler y nácar con las últimas notas del “típico merengue que el viento alejaba” terminó el más animado y cordial festival de estos últimos tiempos. Ya la gratitud Eterna a Trujillo, el epónimo quedó para siempre gravado en el Casino.

Fuente:  L. D. marzo 17. 1942, p. 2.

Sobre el autor de la publicación

vinylcuttingmachineguide.com