LA IGLESIA, LAS AUTORIDADES Y TODO EL PUEBLO DE BARAHONA, APOYARON LA CONSTRUCCIÓN DEL CENTRAL AZUCARERO.


EL PADRE FUERTES FUE SOCIO DEL ING. JOSÉ ELEUTERIO HATTON Y PROMOTOR DE LA INSTALACIÓN DEL INGENIO BARAHONA.

Por: Ing. Carlos Manuel Diloné

El 16 de Mayo del año 1909, llega a Santo Domingo a bordo del vapor francés «Abd-el-kader«, por la vía del canal de Panamá a Cuba, el padre Miguel Domingo Fuertes Lorén. El 21 de junio de 1919, fue nombrado Cura interino de Barahona, el 27 de junio del mismo año se hizo cargo de la Parroquia de Barahona, desde siempre cultivó una estrecha amistad con el Excmo. Prelado Monseñor Nouel, a quien veneraba cómo a su padre, a la vez que éste le amaba como a un hermano. “Por espacio de diez y seis años desempeñó éste benemérito sacerdote la Cura de Almas de Santa Cruz de Barahona, habiendo consagrado la mayor parte de ese tiempo al estudio y desarrollo de la flora y mineralogía dominicanas. A su inteligente y tenaz labor débase la interesantísima y única colección de plantas que se ha llevado al cabo en la República y con la cual se han enriquecido entre otros, los museos botánicos de Cambridge, Chicago, Hamburgo, Munich, Washington, Viena, Zurich y Berlín”. Ver Necrología del Padre Fuertes boletín eclesiástico, marzo-abril 1926.

El padre Fuertes, no fue un cura más en Barahona, fue un líder espiritual en toda la provincia, que se involucró “en los acontecimientos materiales donde Dios tiene que estar presente: en la educación, en el trabajo, en la vida social, en la paz y en la guerra”. Ayudó espiritual y materialmente a sus fieles, administró los bienes de la Parroquia, construyó Iglesias, acompañó a su Obispo en sus viajes y se preocupó de sus hermanos sacerdotes. Ver Miguel Domingo Fuertes Lorén, Pbro. 1871-1926, Pág. 13 editado en Barahona 1997, por Mons. Dr. Rafael Bello Peguero, Pbro.

En 1910 el gobierno haitiano intervino militarmente en la zona comprendida entre la desembocadura del río Pedernales y el lago El Fondo y, además, apresó personal técnico y profesional dominicano dedicado a la construcción de un camino en los referidos lugares, esto provocó un diferendo fronterizo entre ambos países, por lo que el 26 de Diciembre de 1910, el Padre Fuertes se une a los combatientes en la frontera dominico-haitiana como Capellán, este conflicto fue resuelto por la vía diplomática, aunque resurgió al año siguiente, cuando los haitianos traspasaron la frontera y se establecieron en Cabeza de Agua y en Misión, causando con ello un nuevo desasosiego a nuestro país.

Como geólogo estudia las rocas, las aguas termales, encuentra minas de cobre, descubre las minas de Larimar en Barahona, tiene un pequeño laboratorio y es consultado fuera y dentro del país. Como botánico colecta y preserva plantas que irán a Berlín y a muchas partes del mundo, contribuyendo así al avance de la ciencia. Estudia sus plantas, las clasifica y busca las que son raras y nuevas para la ciencia. Conoce sus propiedades tóxicas o medicinales, le consultan médicos y gente sencilla. La ciencia, agradecida de la contribución, importantísima, del Padre Fuertes, le ha consagrado los Géneros botánicos FUERTESIA Urban y FUERTESIELLA Urban, nombres que harán imperecedero el de aquél virtuoso e ilustrado clérigo.

Piedra de Larimar

Sus trabajos eran muy conocidos por el Arzobispo Nouel, Presidente Provisional de la República Dominicana, a quien enviaba constantemente las colecciones que recolectaba y con quien mantuvo una muy activa comunicación. Es por esa relación de profunda amistad, que el 26 de Febrero de 1913, el Arzobispo Nouel, Presidente Provisional de la República Dominicana, traslada su Gobierno a Barahona, y se hospeda en casa del P. Fuertes. Renuncia al cargo el 30 de marzo del mismo año. El 2 de Abril de 1913, el Arzobispo Nouel abandona Barahona en compañía del P. Fuertes, con destino a Roma, vía Curazao. Fuertes le acompaña hasta Barcelona, y luego visita a sus familiares. Viaja a Alemania y se entrevista con el profesor Ignatz Urban en Berlín. El 4 de Septiembre de 1913, regresa a Santo Domingo acompañando a Monseñor Nouel a bordo del vapor cubano» Julia».

Fue tanta la devoción desarrollada entre el Padre Fuertes y Monseñor Nouel, que en el periódico El Esfuerzo de Barahona, de fecha 6 de marzo de 1926, se lee la siguiente publicación: “el Pbro. Manuel (sic) Fuertes, fallecido en esta ciudad el jueves último, legó todos sus bienes a Monseñor Nouel Arzobispo de Santo Domingo”.

Al momento de trasladar el Gobierno a Barahona, el  Arzobispo Nouel se encontraba aquejado de problemas de salud, necesitaba descansar, por lo que entendió que estando al lado de quien le amaba cómo a un padre y a quien él quería como hermano, estaría mejor cuidado. Por ello, en el Considerando del Decreto que cambia la residencia Oficial del Poder Ejecutivo a la ciudad de Barahona, del 26 de febrero de 1913 establece que, “la salud quebrantada del Presidente de la República le obliga a pasa a la ciudad de Barahona en donde permanecerá durante algún tiempo”.

Arzobispo Nouel

El 25 de marzo del año 1913, fue dada en Barahona, residencia oficial del Poder Ejecutivo, la Ley No. 5207, que crea con carácter de nacional un Museo en la ciudad de Santo Domingo, con el propósito de conservar objetos y prendas históricas diseminadas por el país. Publicada en la Gaceta Oficial Núm. 2387, del 2 de abril del año 1913.

El padre Fuertes el 6 de Julio del año 1912, se convirtió en ser el primero en escalar la cima del Pico Loma Rucilla (2,855Mts), fue quien construyó el nuevo templo católico en los años de 1920, para la edificación de este templo el Ingenio Barahona suministró la mayor parte del cemento que se necesitó, así como también la conducción y trituración de las piedras, acercándolas lo más posible por medio de su ferrocarril al lugar del emplazamiento de la Iglesia. Además suministró la energía eléctrica de manera gratuita a la referida Iglesia. Ver comunicación del Padre Fuertes al Vicario General del Arzobispado de fecha 26/3/1922, y comunicación del Presbítero Eliseo Pérez Sánchez al Padre Fantino, de fecha 3/5/1926.

Fachada Oeste (calle Jaime Mota) de la Iglesia de Barahona (Rep. Dominicana) construida por el R. P. Fuertes y dedicada en un futuro próximo a Museo

Pues bien, a raíz de la muerte del padre Fuertes, ocurrida el 4 de marzo de 1926, el señor Isidoro Gracia, Vice-Cónsul de España (padre de María Montez), requirió que se hiciera el Inventario de los Bienes del Padre Fuertes, hecho que fue iniciado a las 9 de la mañana del 12 de marzo de 1926, en la casa que sirvió de morada  al padre Fuertes, con la presencia del Juez Alcalde de la común, el Guardián de los Bienes Matías Navarro, de Isidoro Gracia, de José Joaquín Canó, de los testigos Rafael A. Corletto y Amable Cuello López, y del Lic. Miguel Duluc, abogado Notario Público de los del número de la común de Barahona, quien certificó el levantamiento realizado. Este inventario fue realizado durante varios días.

Del Inventario realizado, se encontraron entre muchos otros, los documentos siguientes:

ANÁLISIS DE PAPELES

1.- Legajo número UNO con 162 fojas, clasificado por cartas particulares a Miguel Fuertes, Eleuterio Hatton y otros.

2.- Legajo número CINCO con 156 fojas, clasificado por notas y apuntes de parcelas y terrenos comuneros sobre diferentes sitios de la provincia de Barahona.

3.- Legajo número OCHO con 347 fojas, clasificado por cartas particulares, a Fuertes, Hatton y otros.

4.- Legajo número CATORCE con 227 fojas, clasificado por cartas particulares; apuntes y consideraciones sobre el valle de Neyba.

5.- Legajo número DIECISEIS con 182 fojas, clasificado por copias de estudios sobre el Rio Yaque del Sur, el Valle de Neyba y otros apuntes.

6.- Legajo número DIECINUEVE con 190 fojas, relativas a notas y cartas a Eleuterio Hatton sobre terrenos comuneros y otras operaciones.

7.- Legajo número VEINTE con 119 fojas, clasificado por sentencias y opiniones de jurisconsultos.

8.- Legajo número VEINTIUNO con 392 fojas, clasificado por cartas entre Hatton y el Padre Fuertes, etc.

9.- Legajo número VEINTITRES con 284 fojas, clasificado como Contratos entre la Compañía Azucarera Central (Habitantes del Yaque), representada por los hermanos Juan Fernández de Castro y Sánchez y Felipe Fernández de Castro, y varias personas que figuran en esos contratos, con el nombre de colonos; así como varias declaraciones de habitantes de Alpargatal, sobre derechos de agua, de acuerdo con la orden Ejecutiva número 318, y algunas cartas relativas a terrenos.

TÍTULOS Y DOCUMENTOS

1.- Marcado con el número 7. Contrato pasado ante el Notario Guillermo Sepúlveda, de fecha 31 de Enero de 1917, entre los señores Julio Valenzuela de una parte, Eleuterio Hatton de la otra parte, y el Presbítero Miguel Fuertes de la otra parte, a los fines de explotación de mina.

2.- Marcado con el número 8. Contrato de sociedad firmado por el señor Julio Valenzuela, de una parte, y con Eleuterio Hatton, de la otra parte para denunciar minas en la Provincia de Barahona, y derivar las ventajas del lugar, pasado ante el Notario Público, Guillermo Sepúlveda,  en fecha 31 de Enero de 1917.

3.- Marcado con el número 11. Documentos conteniendo 15 fojas, relativas a declaraciones y rectificaciones de derechos de mina, realizado por el señor Eleuterio Hatton, en la común de Neyba.

4.- Marcado con el número 12. Contrato bajo firma privada entre los señores Miguel Fuertes, de una parte, e Isidoro Gracia de la otra parte, por lo cual éste cede al primero una participación en una mina denominada La Palma en fecha 11/03/1917.

5.- Marcado con el número 22. Contrato de sociedad firmado por el señor Julio Valenzuela, y Hatton, en fecha 31/1/1917, instrumentado por el Notario Público, Guillermo Sepúlveda.

6.- Marcado con el número 23. Otro Contrato entre las mismas partes en la misma fecha y ante el mismo Notario Público.

7.- Marcado con el número 24. Contrato de Sociedad entre Julio Valenzuela, Eleuterio Hatton y Miguel Fuertes.

8.- Marcado con el número 26. Copias simples  de los títulos de Pablo Altagracia Báez, depositado en la Notaría del señor Guillermo Sepúlveda, en fecha 11/9/1919, a pedimento de Barahona Company Inc.

9.- Marcado con el número 36. Contrato bajo firma privada entre The Barahona Company Inc., representada por su administrador y el Presbítero Miguel Fuertes en fecha 29/11/1923.

10.- Marcado con el número 62. Contrato marcado con el número diez y seis entre la Compañía Azucarera Central Habitantes del Yaque, representada por los señores Juan Fernández de Castro y Sánchez y Felipe Fernández de Castro, quienes en este contrato serán denominados El Central, y de la otra parte el señor Ramón Batista, quien en este contrato se denominará El Colono, sobre cultivos de sesenta tareas en la sección de Jaquimeyes.

11.- Marcado con el número 66. Documento bajo firma privada, por el cual hace constar el señor Eleuterio Hatton que anula otro que le firmó al Presbítero Miguel Fuertes por mil quinientos pesos, de fecha 20/12/1921.

De la lectura de esta muestra de documentos, de la gran cantidad encontrada mediante inventario, nos damos cuenta de la relación existente entre José Eleuterio Hatton y el Padre Miguel Fuertes, quien manejaba informaciones neurálgicas de la empresa The Barahona Company Inc., a tal punto que el Boletín del Instituto Gemológico Español No. 32, del mes de septiembre del año 1990, en la página 8, le atribuye al Padre Miguel Domingo Fuertes Lorén el haber montado una fábrica de azúcar en Barahona, acompañando el planteamiento con la siguiente fotografía como marco de referencia.

16 años antes de iniciar la construcción del Central Azucarero, en el entonces Distrito de Barahona, varios intelectuales de la ciudad habían expuesto al Congreso de la Nación Dominicana, la necesidad que tenía Barahona de obtener una Franquicia Especial que permitiera atraer al Distrito Empresas que se dediquen a la Industria Azucarera. Por ello, durante el año de 1901, el presidente Juan Isidro Jiménez aprueba esta petición, y en efecto emite la resolución No.4101, promulgada en la Gaceta Oficial No. 1380, del 26 de Enero del año 1901.

El 18 de Agosto del año de 1915, cuando todavía no se había creado The Barahona Company Inc., el Padre Miguel Fuertes, mediante misiva dirigida al Arzobispo Nouel, le dice: “Va probabilizándose más la empresa de D. Eleuterio, sobre la instalación de un Central. El informe del comisionado de las compañías americanas, experto en este ramo y que ha estudiado Cuba, Pto. Rico, Haway, Florida etc., dice que no visto nada que pueda compararse a este estuario del Yaque. Hace seis años, desde que yo vine aquí, que tenía formada la misma opinión. Sería la primera empresa que mejorase la precaria situación de esta provincia”. Esta carta contiene la primera alusión que hacía el padre Fuertes a los planes de instalar en Barahona un Central Azucarero.

El día 4 de Junio de 1917, fecha que marca el nacimiento Jurídico del Batey Central, fue celebrado el Contrato de arrendamiento y promesa de venta de una porción de terrenos, por ante el Notario Público de la común de Barahona, señor Eugenio Matos, firmado y debidamente sellado, entre el Ayuntamiento de Barahona, representado por su Sindico, el señor Luis Felipe Peguero; y The Barahona Company Inc., representada por su Administrador el señor Frank H. Velder, en el Acta de la Sesión Ordinaria de esta misma fecha fue leída una instancia escrita por varios vecinos de esta ciudad, pidiendo al Ayuntamiento que acceda a todo lo solicitado por The Barahona Company Inc., y luego fue resuelto contestar a dichos señores, que el Ayuntamiento se complace en ir de acuerdo con el pueblo y que dicha compañía ha sido atendida por este Consejo. Ver Acta de Sesión Ordinaria de fecha 4 de Junio del 1917.

El 3 de Agosto de 1916, en carta dirigida al Arzobispo Nouel, Hatton le manifiesta que aunque Monseñor le da su poder al padre Fuertes para que ejecute la venta de los cuatrocientos pesos de títulos de Ojeda pertenecientes a la Iglesia, él le escribiría al abogado de la Compañía Mr. Frank H. Velder, para que le presente a Usted el Poder ya hecho, para que usted no tenga más que firmar.

Consta que el padre Fuertes se asoció con el Ingeniero Inglés José Eleuterio Hatton (Barahona), y con el señor Julio Valenzuela (Duvergé), el Vice-Cónsul Isidoro Gracia y el señor Eliseo Sepúlveda, Secretario de la Gobernación, ambos de Barahona. El Ingeniero Hatton, que había suscrito un Contrato con Valenzuela y el Padre Fuertes el 31 de Enero de 1917, después de haber hecho la denuncia de una mina de cal en Barahona (25 de Enero de 1917), descubrió otra de nitratos, fosfatos, carbonos, yoduros, bromuros alcalinos y fosfatos de hierro en Barranca y Boca de Cachón.

El círculo de amistades del Padre Fuertes en la sociedad de Barahona era amplio, mantenían frecuentes correspondencia con este reverendo, el comerciante y hacendado Luis E. Del Monte, el comerciante y cosechero español Manuel Toral, el comerciante y político Jaime Mota y su hijo Antonio, el maderero italiano José Schiffino, el vice-cónsul español Isidoro Gracia, el español Juan Bujosa, establecido en Cabral, el general Santiago Oviedo, Gobernador Provincial, el Agrimensor Miguel Ángel Roca, el tabaquero Eduardo Abreu, el Gobernador Bernardino Vásquez, entre muchos otros.

El 12 de Octubre del año 1916, el Padre Fuertes le escribía una carta al Arzobispo Nouel, en la que le informaba, con nota al margen, que la venta del Título no se había efectuado todavía. La Compañía se tropieza con el Inconveniente de una sociedad de falsificadores que fabrican millares y cientos de millares de pesos de títulos. Don Eleuterio me encarga que salude a V. E. con todo el respeto y veneración”.

Sin ánimo de analizar el concepto Sociedad de Falsificadores, a que hace alusión el Padre Fuertes el 12 de Octubre de 1916, pues en modo alguno estamos siendo abogados de ninguna causa, aunque esa misiva aclara muchas zonas oscuras, de las tantas falsas que nos han contado; lo que sí queremos dejar claro es que la construcción del Central Azucarero y por ende la fundación del Batey Central, contó con el apoyo de la Iglesia, de la comunidad Barahonera, de la clase política y empresarial de la época, y de que en el proceso se involucraron las fuerzas vivas de toda la provincia, que cifraron en esta empresa, la posibilidad de desarrollo para toda la región.

BIBLIOGRAFIA

Papeles del Padre Fuertes (1871-1926) por José Luis Sáez, S. J., Colección Quinto Centenario, Santo Domingo, 1989.

Miguel Domingo Fuertes Lorén, Pbro. 1871-1926, por Mons. Dr. Rafael Bello Peguero. Pbro. Editor, Barahona 1997

El Padre Fuertes, por José Luis Sáez, S. J., serie hombres de Iglesia.

La Evolución Histórica de Barahona, por José A. Robert, Alianza Barahonera, 1997.

Boletines Eclesiásticos

Los americanos en Santo Domingo, por Melvin M. Knight, imprenta Listín Diario 1939.

Archivo General de la Nación, correspondencias de Monseñor Nouel.

Boletín No. 32 del Instituto Gemológico Español, de Septiembre del 1990

Gaceta Oficial Dominicana

Hemeroteca del Archivo General de la Nación


vinylcuttingmachineguide.com